El Neskak se consolida

Música, mujer y Pirineo se dieron de nuevo la mano en la segunda edición del festival celebrado en Urzainki

Un reportaje de Diario de Noticias Fotografía Sergio Urdaniz - Sábado, 11 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Un momento del concierto de The Grooves.

Un momento del concierto de The Grooves.

Galería Noticia

Un momento del concierto de The Grooves.El público bailó, saltó y disfrutó con la música de Davis.Shirley Davis, durante su actuación.La Niña hilo.The Grooves, saludando al público tras su actuación.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

En el enclave natural del valle de Roncal, la segunda edición del Neskak Festival se desarrolló con un ambiente festivo y veraniego. El pistoletazo de salida vino a cargo de Besos y Pistolas, formación pamplonica que estuvo amenizando los bares de la localidad de Urzainki en una sesión vermut y con una selección de temas de los años 40, sesión veraniega y relajada que se alargó hasta pasadas las tres del mediodía.

A las cinco de la tarde, y en los locales propios del ayuntamiento, se proyectó el documental Pioneras de la mano de Edurne Hualde, miembro de la Peña los del bronce e impulsora de los premios Festa;posterior a la proyección, hubo una ponencia coloquio.

Con casi una hora de retraso premeditada, debido al calor, dio comienzo en el principal escenario el primero de los tres conciertos de la mano de los navarros LäNH (La Niña Hilo), el grupo riberano inoculó su música independiente a un medio aforo que poco a poco iba multiplicándose al escuchar la potente y dulce voz de Laura Recarte y los acordes indies del grupo, la niña hilo plasmo muestras de originalidad y arte en un escenario que cada vez se les hace más familiar.

The Grooves saltó al tablado con una energía marca de la casa. Las guerreras madrileñas llenaron la carpa de himnos, reivindicación, rock, baile, lucha y entrega. Riffs marcados, sintetizadores y vientos, maridaron perfectamente en una coctelera que se convirtió en un volcán. The Grooves no se anduvo con medias tintas y cautivo al público con una fórmula que no falla, la energía.

Después del shock electrizante de las Grooves, vino la clase, la voz y los sonidos más elegantes de un soul de primer orden de la mano de Shirley Davis &the silverbacks. Shirley dio muestras de una profesionalidad que le precedía y puso en valor una voz con unos timbres hipnotizadores. El público de la plaza de Urzainki se entregó a la artista y esta correspondió bajándose del escenario y fusionándose con un aforo que bailaba y cantaba en comunión junto a ella. Baladas melódicas y soul con garra, terminaron con una invitación por parte de la banda para que el público femenino subiera al escenario y reivindicara el papel de la mujer encima de las tablas, la magia volvió a surgir en Neskak festival.

Como colofón para los rezagados, Aniana YPunto, pincho una sesión acorde al festival, con una variedad de temas que hizo bailar al más recatado.

Neskak festival se reivindica como festival de pequeño formato, con un aforo algo superior al de la pasada edición, encuentra su sitio y hace que el público que asiste, disfrute de una jornada musical adornada con tintes femeninos, buena gastronomía Street food y un entorno rural maravilloso.