Mesa de Redacción

Racionalizar el turismo

Por Javier Encinas - Sábado, 11 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

hace un tiempo vi en un programa de televisión a un residente en Venecia que se desplazaba desde su domicilio al trabajo a codazos. Eran tantos los turistas apostados en las principales calles de la ciudad que el protagonista del reportaje solo tenía esta opción si no quería llegar tarde al currelo o verse en la necesidad de salir de su casa con excesiva antelación para realizar un trayecto que era muy corto. En Pamplona estamos a años luz de vivir una situación semejante, pero eso no significa que muchas veces los visitantes resulten molestos e incluso obliguen a cambiar itinerarios. Ejemplo es la calle de la Estafeta y en especial su imaginaria curva, donde hay horas en las que se amontona un gentío que ocupa la calzada de un extremo al otro. Nadie duda de que el turismo es una golosa fuente de ingresos para el sector, pero conviene no bajar la guardia. Hay que definir y hacer cumplir una normativa que regule la proliferación de pisos turísticos -antes de que el precio de los alquileres para vivir sea estratosférico- y repensar si son necesarios proyectos como el albergue gigante que se quiere abrir en la trasera de lo que fue almacenes Unzu. Todavía se está a tiempo de que esta masificación no se convierta en un problema de primer orden y de que el Casco Viejo sea un espacio donde el ocio no termine con la vida del barrio.