Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El 30% de los navarros coge el coche tras beber

Según la DGT, RACE y Anfabra, no descansar y consumir alcohol son los mayores peligros al volante

Un reportaje de Joana Lizarraga Fotografía Patxi Cascante - Sábado, 11 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Decenas de coches durante la operación salida en Pamplona.

Decenas de coches durante la operación salida en Pamplona. (PATXI CASCANTE)

Galería Noticia

Decenas de coches durante la operación salida en Pamplona.

El alcohol y la conducción son del todo incompatibles. A pesar de ello, muchos conductores parecen olvidarlo, y es que, según datos de la DGT, su consumo genera entre el 30% y el 50% de los accidentes mortales. En Navarra, el 29% de las personas conductoras reconoce coger le volante después de haber bebido alcohol, lo que la sitúa a la Comunidad Foral por encima de la media estatal, que es de un 25%, más en el caso de los hombres (31%) que las mujeres (18%).

Esta es una de las conclusiones más preocupantes extraídas del estudio Hábitos de conducción 2018 elaborado en el marco de la Campaña de seguridad vial “Un refresco, tu mejor combustible”, una iniciativa del Real Automóvil Club de España (RACE) y la Asociación de Bebidas Refrescantes, Anfabra, con el apoyo de la DGT, que se puso en marcha hace 13 años con el objetivo de reducir el número de accidentes en la carretera.

El verano es la época del año en la que más gente viaja, lo que se traduce en un mayor número de accidentes al volante. Además, el calor puede provocar fatiga, otra de las causas que más siniestros mortales provoca. Se manifiesta con síntomas como la pérdida de concentración, picor de ojos, visión borrosa, parpadeo constante, necesidad de moverse en el asiento, deshidratación y somnolencia y sus consecuencias son una pérdida de atención y un aumento del tiempo de reacción ante un obstáculo de un 86%. Por tanto, es importante detectar los síntomas a tiempo y tomar las medidas necesarias para evitar una situación que puede desencadenar un accidente.

Para mantenerse despejado, es importante parar a descansar cada dos horas, cada menos si es un viaje nocturno, aunque el 93% de los navarros reconoce no hacerlo.

Mantener una hidratación adecuada, especialmente en los meses de calor y en viajes largos, también es crucial. Sin embargo, un 61% de los conductores encuestados no son conscientes de que provoca reducción de la atención, dolor de cabeza, cansancio y fatiga muscular.

Estudios realizados previamente por el RACE indican que un nivel bajo de hidratación y glucosa aumenta en un 66% la agresividad al volante, provoca un 33% más de salidas de la vía y reduce la concentración en un 27%. De hecho, los conductores que viajan con un nivel de hidratación insuficiente cometen los mismos errores que los que lo hacen bajo los efectos del alcohol.

En verano, además de los viajes largos, se producen muchos otros por carreteras secundarias, en muchas ocasiones conocidas por el conductor, lo que aumenta el nivel de confianza y hace disminuir la precaución. También se coge el coche para acudir a las muchas fiestas patronales que se celebran en estas fechas, donde el cansancio, la conducción nocturna y el consumo de alcohol son frecuentes. Todo ello hace que la siniestralidad se dispare, por lo que es muy importante tener en cuenta las recomendaciones de descansar y mantenerse hidratado.

etiquetas: navarra, coches, beber