UNA APUESTA GASTRONÓMICA

Bocatas con nombre propio

Mari Jose Sánchez y Fernando Zamora inauguran hoy (12.00 horas) su bocatería en Burlada | La odisea que ha supuesto abrirla no ha frenado la ilusión por el proyecto, una apuesta por el futuro familiar

Laura Garde / Iñaki Porto - Sábado, 11 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Fernando Zamora Torres, Mari Jose Sánchez González, Maribel Rodríguez Flores y Mari Jose Fernández Barromán, en la puerta del bar bocatería Ion-94, en Burlada.

Fernando Zamora Torres, Mari Jose Sánchez González, Maribel Rodríguez Flores y Mari Jose Fernández Barromán, en la puerta del bar bocatería Ion-94, en Burlada. (IÑAKI PORTO)

Galería Noticia

Fernando Zamora Torres, Mari Jose Sánchez González, Maribel Rodríguez Flores y Mari Jose Fernández Barromán, en la puerta del bar bocatería Ion-94, en Burlada.

Burlada- Carácter, constancia y cabezonería. Así ha conseguido Mari Jose Sánchez González hacer realidad su sueño: inaugurar su bar bocatería Ion-94 (calle Las Maestras 12, Burlada). Poder abrir ha sido para ella una “auténtica odisea”;y aunque si tuviese que volver a empezar de nuevo lo pensaría “mucho”, la ilusión por el proyecto le da el impulso necesario para seguir luchando por su gran apuesta. “Poner en marcha un negocio es un suicidio económico, y las trabas administrativas son brutales. Pero tenía que arriesgar por un puesto de trabajo para mi familia”, explica Mari Jose.

Ion-94 dio los primeros pasos en octubre. Mari Jose intuyó que el puesto de trabajo de su marido, Fernando Zamora Torres, corría peligro: “Veía venir que se quedaba en paro. En su empresa se oían campanas de despido. Tiene 49 años. Por edad y puesto laboral podía ser uno de ellos”. Con experiencia en hostelería, cuando tuvo la oportunidad de comprar el local -en el que ya había trabajado hace 17 años- con ayuda de un préstamo, no dudó en hacerlo.

Ahora todo está listo para la inauguración, hoy a las 12.00 horas, a la que está invitado todo el que quiera acercase. Excepto la estructura de madera de la barra, todo en el establecimiento es nuevo: “Lo tenía todo muy claro. Le hemos dado un lavado de cara total. Quiero que junto a la calidad prime la limpieza. Por eso, desde el minuto uno, nuestro objetivo fue sanearlo”.

Sabe que todos los comienzos son difíciles, pero confía en que les va a ir bien: “Tengo esperanzas. Durante todo este tiempo la gente se paraba y preguntaba qué estábamos montando. De momento, tenemos llenas las mesas para hoy, el 14 y el 18. Son fiestas y es el boom de la novedad, pero esperamos seguir así”, desean los emprendedores.

Para no perder este ritmo, la carta -ideada también por ella- está confeccionada con productos de primera calidad a un precio asequible: “Ahora nadie tiene el bolsillo para hacer grandes gastos. He priorizado la variedad y la cantidad en el plato. El que venga tiene que irse sin hambre. Me gustaría que los clientes coman como en casa a un buen precio”. Así, entre alrededor de los 4 y los 11 euros, el público puede elegir entre ensaladas, platos combinados, hamburguesas (de ternera y de pollo), sandwiches y bocadillos. Mari Jose ha pensado la oferta de Ion-94 intentando cubrir los gustos de todos, y destaca como una de sus especialidades la ensalada Tropical. “También tenemos carta de vinos y raciones y fritos caseros hechos por mi cuñada Isabel y por mí”, añade.

De la misma manera, conforme el negocio avance, intentarán cubrir también “todas” las necesidades de los clientes: “Pueden pedir cena para llevar -viniendo o llamando al 948 04 41 00- y en un futuro queremos contar con servicio de reparto”.

El rol de Mari Jose en Ion-94 es ser la cara visible, la coordinadora en barra y la responsable de los temas administrativos. Además de la bocatería, tiene su trabajo, que no quiere dejar. Junto a Fernando como camarero, trabajará en la cocina Maribel Rodríguez Flores. En días de mucho trabajo tendrán la ayuda de Mari Jose Fernández Barromán.

por su hijoIon-94 ha sido bautizado así en honor al hijo de Mari Jose y Fernando: “Se llama Ion y nació en 1994. Él nos ha dado fuerza para seguir adelante. Todo lo que hacemos, lo hacemos pensando en él. Además de la estabilidad laboral de su padre, hemos trabajado por la suya en un futuro. Ahora tiene un puesto fijo, pero luego nunca se sabe... Le queda toda la vida por delante”, dice la dueña.

Fernando asegura que sin Mari Jose no hubiese podido materializar esta idea;y ambos agradecen la ayuda de Sonagar, empresa que les concedió el préstamo y les ha asesorado, y de la gente que les rodea, familia, amigos y compañeros de trabajo, quienes han sido “vitales” para que Ion-94 haya visto la luz.