El cuatripartito aboga por un desalojo del gaztetxe “sin violencia”

Ayerdi indica que el Gobierno “tiene que cumplir la ley”, y EH Bildu demanda que se retire la petición que recae sobre ‘Maravillas’

Virginia Urieta Unai Beroiz - Sábado, 11 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Asamblea del gaztetxe para pedir al Gobierno que paralice la orden de desalojo.

Asamblea del gaztetxe para pedir al Gobierno que paralice la orden de desalojo. (UNAI BEROIZ)

Galería Noticia

Asamblea del gaztetxe para pedir al Gobierno que paralice la orden de desalojo.

Pamplona- Una representación del Gobierno de Navarra, Geroa Bai, EH Bildu y Podemos se reunieron ayer para tratar el conflicto del gaztetxe Maravillas después de que el Ejecutivo foral presentase una orden de desalojo del edificio, el palacio Marqués de Rozalejo, ocupado desde hace once meses. El cuatripartito se reunió a instancias de EH Bildu para demandar al Ejecutivo foral que busque una solución “dialogada” con las partes y que -en caso de producirse- el desalojo “no sea forzoso”. La cita -a la que no pudo acudir I-E-, ha quedado abierta y de momento sin ningún acuerdo, aunque sirvió para plantear las posturas de los cuatro partidos y fundamentalmente para que Geroa Bai, en línea con el Gobierno, tomara nota de la instancia al diálogo que le han transmitido sus tres socios.

La postura del Gobierno foral fue justificada antes del encuentro por el vicepresidente de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, que señaló que el Ejecutivo “no puede olvidar nunca el cumplimiento de la ley, una responsabilidad ineludible”. Indicó también que así como el colectivo que gestiona el gaztetxe tiene un proyecto, “Navarra es muy extensa y puede haber otros grupos con otros intereses o inquietudes”.

Desde EH Bildu la parlamentaria Bakartxo Ruiz indicó que el Gobierno de Navarra debe “rectificar y retirar la petición de desalojo preventivo” del palacio Marqués de Rozalejo, gestionado como local juvenil desde septiembre. Haciendo un llamamiento “a la responsabilidad y a la cordura”, entiende que es momento de “buscar soluciones y hablar”.


alternativas

La secretaria de Sociedad Civil de Podemos, Patricia Ruiz de Irizar, avanzó ayer a éste periódico que la posición en el cuatripartito “es clara” y no están a favor de un “desalojo forzoso. Hay un proceso judicial y si existe un acto ilegal podemos entender su postura, pero en este caso además del fondo son importantes también las formas y queremos que, si se produce, el desalojo sea pacífico, sin violencia, y se ofrezcan alternativas”. En este sentido, valoró la disponibilidad del espacio de Plazara, en la calle Mayor, para acoger diferentes iniciativas, “que se está adecuando para los vecinos y para la realización de trabajos comunitarios”.

Orain Bai, por su parte, decidió no acudir a la reunión, aunque sí planteó mediante un comunicado la necesidad de que el Gobierno retire la denuncia contra el gaztetxe, e intentar una “solución política” primero con un diálogo con los colectivos que lo integran, según indicó Laura Pérez.

La posición tanto desde PSN como desde UPN es clara. La portavoz socialista Maite Esporrín reiteró su postura contraria “a todas las ocupaciones ilegales que se están dando en Pamplona”, y expresamente el del Palacio del Marqués de Rozalejo, un espacio “ilegal y excluyente”. Los regionalistas, por su parte, han exigido al Ejecutivo foral que “no ceda a las presiones” de sus socios de gobierno, en referencia a EH Bildu y Podemos, y proceda “ya” al desalojo de los “okupas”.