Erdogan a Trump: Rusia y China serán sus nuevos aliados si no rectifica

El presidente turco respondió así a la subida de aranceles por parte de EEUU contra su economía

Domingo, 12 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

turquía- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, acusó a su homólogo estadounidense, Donald Trump, de “dar la espalda” a su país, aliado de la OTAN, como recordó, al aplicar una subida de aranceles contra la economía turca en represalia por la negativa a liberar al religioso norteamericano Andrew Brunson, acusado de simpatizar con el golpismo.

“Si EEUU nos está dando la espalda, eligiendo en su lugar a un pastor, lo sentimos. Nosotros vamos a continuar nuestro camino decisión”, declaró Erdogan a una multitud de seguidores en la ciudad costera de Rize, en el Mar Negro.

“Este tratamiento por parte de Estados Unidos a su socio estratégico nos ha enfadado, nos ha molestado”, aseveró Erdogan en unos comentarios recogidos por el diario turcoHurriyet.

“Nosotros solo nos inclinamos ante Dios. Me dirijo a EEUU una vez más: es una lástima. Están cambiando a un socio estratégico de la OTAN con un pastor”, añadió el mandatario.

La Fiscalía turca pide hasta 20 años de cárcel para el pastor protestante estadounidense Andrew Brunson, detenido hace dos años y acusado de vínculos tanto con la guerrilla kurda del PKK como con el clérigo islamista Fethullah Gülen, exiliado en EEUU y al que Ankara acusa del fallido golpe de Estado de 2016.

Ankara se ha negado a liberar al religioso, aunque a finales de julio le concedió el arresto domiciliario. Una delegación del Ministerio de Exteriores turco viajó esta semana a EEUU para intentar, sin éxito, rebajar la tensión.

comparación con pearl harborEl presidente turco comparó el intento de golpe de 2016 en Turquía con el ataque de Pearl Harbor, y señaló que Estados Unidos no “condenó inequívocamente el ataque y expresó su solidaridad con los líderes electos de Turquía “tras el golpe fallido, del que Erdogan acusa al clérigo Fetulá Gulen, exiliado precisamente en el estado norteamericano de Pennsylvania.

Horas antes, en un artículo de opinión para el New York Times, Erdogan expresó casi palabra por palabra las mismas opiniones, que extendió al ámbito de la colaboración internacional. “Otra fuente de frustración”, dijo, es el apoyo de Estados Unidos a las Unidades de Protección Popular (YPG), la principal milicia kurda de Siria, que ha sido fundamental para derrotar a Estado Islámico en el conflicto armado en Siria.

Erdogan insistió en que las YPG son “la rama siria” del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), considerado una organización terrorista por ambos países y la UE.

“Mi Gobierno ha compartido reiteradamente con funcionarios estadounidense nuestra preocupación por su decisión de entrenar y equipar a los aliados del PKK en Siria. Desafortunadamente, nuestras palabras han encontrado oídos sordos y las armas estadounidenses se siguen usando para atacar civiles y miembros de nuestras fuerzas de seguridad en Siria, Irak y Turquía”, denunció.

cambiar liras por divisasRespecto a la situación de la moneda turca, Erdogan volvió a pedir ayer a los ciudadanos que cambien sus divisas a liras, para frenar una depreciación que, solo el viernes, fue del 18%. “Si tienen dólares debajo de la almohada, sacadlos. Si tienen euros, también. Denlos inmediatamente a los bancos para convertirlos en liras. Al cambiarlos, luchamos en esta guerra por nuestra independencia y nuestro futuro. Es el único lenguaje que entienden”, señaló Erdogan.

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció el viernes un aumento de los aranceles al acero y aluminio de Turquía hasta el 50% y el 20%, respectivamente, en un momento en el que la lira turca está en mínimos históricos. Además, Estados Unidos impuso hace una semana sanciones económicas contra dos ministros turcos por orden directa de Trump, según la Casa Blanca.

Por otro lado, el presidente del Parlamento turco, Binali Yildirim, declaró también en el día de ayer en su cuenta de Twitter que las sanciones de Estados Unidos se están convirtiendo en una “guerra económica mundial”. El portavoz de la presidencia turca, Ibrahim Kalin, también afirmó que Washington podría perder a Ankara como aliado si continúa con esta actitud. - Efe/D.N.