Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Tafalla | El alcalde, Arturo Goldaracena

“Afronto las últimas fiestas de la legislatura de forma especial, aprovecharé cada momento”

A falta de confirmar si se presentará a la reelección, Arturo Goldaracena repasa sus impresiones ante las que podrían ser sus últimas fiestas como alcalde de Tafalla

Ainara Izko - Lunes, 13 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El alcalde de Tafalla, Arturo Goldaracena, posa en el balcón de la casa consistorial.

El alcalde de Tafalla, Arturo Goldaracena, posa en el balcón de la casa consistorial. (AINARA IZKO)

Galería Noticia

El alcalde de Tafalla, Arturo Goldaracena, posa en el balcón de la casa consistorial.

tafalla- Con la responsabilidad que conlleva el cargo y tratando de exprimir cada minuto de las que podrían ser sus últimas fiestas al frente de la Alcaldía de Tafalla. Así, con ese cóctel de emociones, afronta Arturo Goldaracena los próximos días. Una semana en la que espera que “el buen ambiente impere por encima de todo”.

Estas podrían ser sus últimas fiestas como alcalde. ¿Cómo las afronta? ¿Con ganas?

-Por un lado, igual que las demás, porque como alcalde al final te acostumbras a los actos que hay, pero, por otro lado, sabiendo que son las últimas fiestas de la legislatura, y quién sabe si las últimas del todo. Por eso, intentaré aprovechar cada momento de forma especial porque es probable que ya no se vuelvan a repetir así.

¿Con nostalgia?

-Más que con nostalgia, con cariño, porque ha sido una gran experiencia.

Con las próximas elecciones municipales a la vuelta de la esquina, como quien dice, es inevitable preguntarle sobre si tiene pensado repetir candidatura.

-Todavía no lo sé. Tengo que pensarlo seriamente, hacer balance y valorarlo porque llevo cuatro años como alcalde y estuve otros cuatro años, anteriormente, como concejal y tengo a la familia por medio, el que era mi trabajo... En último caso será la Asamblea de EH Bildu la que, a partir de septiembre, se ponga a trabajar y la que proponga a su cabeza de lista.

¿Qué balance hace de la legislatura?

-Es innegable que la Alcaldía de una ciudad como Tafalla es muy enriquecedora por las propias experiencias de la gestión de un ayuntamiento, la segunda empresa de Tafalla, las relaciones con el personal, la gestión presupuestaria, todo el tema legal a nivel de ordenanzas y urbanismo... Además, te permite conocer a gente de otros partidos y de otras localidades. Sin embargo, esa parte enriquecedora va unida a la exigencia personal de cada uno y eso es duro. Estoy encantado de la vida, pero cansado por lo que supone a nivel personal. El cargo desgasta. A nivel político e institucional habrá cosas en las que nos habremos equivocado y otras que no han salido como en un primer momento creíamos, pero en general el balance es muy positivo. Tenemos un ayuntamiento, en estos momentos, que entiendo que funciona con una normalidad que antes no existía. Los grupos participan en lo que quieren y hay una transparencia absoluta en lo que a información municipal se refiere. A nadie se le ha puesto cortapisas para trabajar, ni para presentar iniciativas, ni actuar desde el punto de vista que le pide su conciencia y sus ideas políticas. La ciudadanía también tiene las puertas abiertas. De hecho, no dejo de recibir a gente todas las semanas con diferentes problemas personales. A nivel presupuestario, hemos aprobado en tres años cuatro presupuestos. Estamos en una senda mucho mejor que en la que nos encontramos y desde ese punto de vista, estoy contento. En resumen, habrá proyectos que se quedarán en el camino, otros en los que habremos cometido errores, pero en general estoy muy satisfecho.

¿Tiene alguna asignatura pendiente?

-Urbanizar el entorno del Centro Cultural Tafalla Kulturgunea es algo que nos preocupa mucho. No depende solo de nosotros, porque tenemos un edificio en medio que no es nuestro, pero que hay que derribar, y su propietario pide una serie de cosas que en la actualidad no estamos en disposición de afrontar. El problema está enquistado, pero empiezo a ver la luz al final del túnel. Ojalá que de aquí a finales de la legislatura podamos tener mejores noticias. Y bueno, con respecto al funcionamiento o gestión municipal, en el pleno de julio por ejemplo se aprobaron tres ordenanzas, una de transparencia, otra de administración electrónica y una tercera de ceremonias civiles, que aunque más tarde de lo que nos hubiera gustado, hemos conseguido que se pongan en marcha. También se está trabajando muy intensamente en la promoción de Tafalla. Se ha colocado la primera piedra del Plan de Activación Socioeconómica de la Zona Media, que va a ser muy importante para la comarca y para Tafalla, en particular. Además, las variantes ya están en marcha. Suponen una infraestructura fundamental para la ciudad y aunque es otro de los proyectos que no vamos a ver terminado esta legislatura, porque muy probablemente la obra finalizará en 2021, hemos conseguido que se ejecute.

¿La construcción de las variantes repercutirá directamente en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana de Tafalla, cierto?

-El Plan General es otra de las cosas que está en marcha, pero que sabemos que no nos va a dar tiempo a poder terminar antes de que finalice la legislatura. En este sentido, una de las cosas que necesita definir el Plan es la movilidad a todos los niveles, en vehículos, peatonal o en bicicleta y para eso las variantes son fundamentales. No podemos diseñar la movilidad en nuestra ciudad si no contemplamos el desvío de tráfico, sobre todo de vehículos pesados. Las variantes nos van a garantizar esa solución. El embudo que tenemos en Recoletas, por ejemplo, es uno de los puntos negros de Tafalla y entendemos que con las variantes se soluciona una parte importante y a partir de ahí se podrán visualizar alternativas de circulación en esa zona, como carriles de una sola dirección, aceras anchas... Pero hasta ahora era imposible porque el eje Estella-Sangüesa pasa por el pueblo y no permitía limitar el tráfico pesado, algo que con las variantes se soluciona.

¿Cambiando de tema, ondeará la ikurriña este año del balcón de la casa consistorial durante el chupinazo o se dejará un mástil vacío, como en Pamplona?

-Probablemente dejaremos el mástil vacío. El año pasado la pusimos porque entendíamos que la derogación de la nueva Ley de Símbolos de Navarra y la aplicación de la anterior nos daba cobertura legal. Sin embargo, Delegación del Gobierno no lo vio así y lo denunció y los tribunales nos condenaron a pagar las costas. Este año no nos vamos a arriesgar, pero de forma simbólica, de una manera u otra, la ikurriña estará presente aunque sea en modo de ausencia, con el mástil vacío, para simbolizar que no están representadas todas las sensibilidades.

¿Hablando ya sobre los encargados de lanzar el chupinazo de este año, imagino que estará contento de que una institución como Cruz Roja abra las fiestas, no?

-La verdad es que las tres candidaturas, la del cantautor Fermín Balentzia, la del equipo femenino de fútbol de la Peña Sport, que este año cumple su 25º aniversario, o la de Cruz Roja me parecían muy bonitas.

Ha sido la gente la que ha decidido con su voto que sea Cruz Roja la que abra las fiestas y, en ese sentido, me parece que hacen una labor social muy destacable. Se trata de una institución formada por voluntarios y voluntarias, que hacen un esfuerzo importante por ayudar y me parece perfecto.

¿Con respecto al programa de fiestas, le gustaría que se recuperara alguna tradición o introducir alguna novedad?

-Creo que estamos viendo que las peñas tienen mucho tirón y que cada vez son más personas las que les acompañan. En este sentido creo que la juventud tendría que animarse a vivir el rato postencierro y a disfrutar de las fiestas también por el día. Para ello, podrían recuperar la melonada o irse simplemente a almorzar. Eso lo dejo a su elección.

Por último, comparta un deseo para las fiestas...

-Mi mayor preocupación es que transcurran con normalidad. De las fiestas no suelo ocuparme prácticamente nada a lo largo del año porque hay una Concejalía y hay mucha gente trabajando en la Comisión de Festejos. Durante las fiestas, además, están todas aquellas personas que trabajan día a día para que funcionen desde la Brigada Municipal, hasta las charangas, los camareros, la Banda de Música, Cruz Roja, Policía Municipal... Desde ese punto de vista, siempre digo que trabajo poco, pero sí es cierto que la responsabilidad está ahí y aunque intento disfrutar de las fiestas, la cabeza nunca desconecta. La principal preocupación es que no haya ningún tipo de problema, que no tengamos que sufrir ningún accidente grave, ningún tipo de acoso sexista, ni agresión. Lo de menos es que si en un momento dado un espectáculo funciona mejor o peor. Tafalla es una ciudad con unas fiestas en las que somos capaces de unir todo lo que integra la fiesta, con todos sus excesos, con un ambiente de cordialidad y de buen rollo. Y mi mayor deseo es que el buen ambiente impere por encima de todo.

las claves

“La ikurriña estará presente durante el chupinazo del 14 de agosto aunque sea en modo de ausencia, con el mástil vacío”

“Las variantes, cuya construcción finalizará

en 2021, suponen una infraestructura fundamental para la ciudad”

“Todavía no sé si me presentaré a la reelección, tengo que pensarlo seriamente, hacer balance

y valorarlo”

Preguntas cortas

¿Kilikis o gigantes? Kilikis. Yo era de los que corría con mucho miedo delante de los kilikis.

¿Chupinazo o Salve? Los dos me gustan, pero soy más de Salve.

¿Con respecto al tema taurino, le gustan más los encierros o se decanta más por las corridas de toros? Me gustan más los encierros.

¿Por curiosidad, ha corrido alguno? Sí, pero solo en Tafalla entre los 20 y los 28 o 30 años. Hace mucho tiempo de aquello.

¿Lo mejor y peor de vivir las fiestas como alcalde? Como he dicho en más de una ocasión cuando me han preguntado por esto, lo mejor del cargo es que te permite vivir las fiestas en primera fila y que recibes el pulso de lo que pasa de manera directa. Esa es una sensación brutal, difícil de explicar. Lo peor, pues un poco lo mismo. Que precisamente por eso no acabas de desconectar.

Las fiestas de Tafalla son... Lo mejor. Me gustaría ser más original, pero creo sinceramente que son lo mejor.

No entendería las fiestas de Tafalla sin... Música.