Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Jagoba Arrasate: “Osasuna es un club ideal para nosotros”

Entrenador | El técnico rojillo ofrece sus impresiones a una semana vista del comienzo liguero

Javi Gómez / Mikel Saiz - Lunes, 13 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Arrasate posa en uno de los campos de Tajonar.

Arrasate posa en uno de los campos de Tajonar. (Mikel Saiz)

Galería Noticia

Arrasate posa en uno de los campos de Tajonar.

“Los canteranos tienen que ganarse el sitio, pero siempre hemos mirado abajo y aquí lo seguiremos haciendo” - “Venimos con toda la ilusión del mundo, pero con los pies en el suelo, ya que sabemos lo complicada que es la Segunda” - “Conocíamos bastante bien el club, pero me ha gustado mucho la tranquilidad que hay para trabajar en Tajonar” - “Osasuna reúne todos los alicientes para iniciar una nueva etapa apasionante tras cerrar otra muy bonita en Soria”

Pamplona- Jagoba Arrasate (Berriatua, Bizkaia, 2/4/1978) es un hombre que respira normalidad. El nuevo entrenador de Osasuna cree que ha firmado por el un “club ideal” para sus características. Las primeras semanas apuntan a ello, pero como él mismo dice, “a ver si por diciembre seguimos cayendo bien, eso significará que estamos cumpliendo los objetivos”.

¿Cómo es Jagoba Arrasate?

-Es difícil analizarse a uno mismo. Intento ser normal, natural, cercano y familiar. Más allá del mundo del fútbol, ser una persona normal. Además de eso, estudié Magisterio y he sido profesor durante bastantes años, pero ahora estoy en excedencia ya que estoy viviendo del fútbol.

Destacan de usted que es una persona muy familiar.

-Sí, siempre he recibido una educación de ser cercano. Cuando conoces a la gente soy cercano, no quiero que la gente crea que estoy por encima

Habla de que son personas antes que entrenadores, ¿cómo le afecta la presión a su vida normal?

-Somos entrenadores las 24 horas al día. Cuando eres jugador a veces terminas, te vas a casa y te olvidas, cuando eres entrenador, no, le sigues dando vueltas. Y eso es un fastidio ya que tienes mujer, hijos, unos amigos, con los que tratas de desconectar y relativizar, pero es realmente complicado y muchas veces pagan los que menos culpa tienen.

Pasemos a hablar de su fichaje. ¿Porqué Osasuna?

-Terminamos tarde y Osasuna, aunque nos trasladó que se había reunido con otros entrenadores, decidió esperarnos y desde la primera reunión hubo mucho feeling con Braulio y Cata. Además, nos hemos criado en el norte, conocemos a Osasuna, Pamplona y a la sociedad navarra, y es algo que nos tira. Es un club de cantera y creo que reunía todos los alicientes, tras cerrar una preciosa etapa en Numancia, para abrir otra apasionante.

La negociación no se complicó.

-Fue rápido. Terminanos un fin de semana, nos reunimos el lunes y creo que el miércoles ya firmamos.

¿Le hizo ilusión la llamada?

-Sí, claro. Venimos con toda la ilusión del mundo. Creemos que es una buena plaza, con buenos mimbres y con una afición fiel a la que nos gustaría hacer vibrar. Tenemos mucha ilusión pero con los pies en el suelo ya que sabemos lo complicada que es esta categoría.

¿Cree que ha influido su fichaje para la revitalización de los ánimos de los aficionados rojillos?

-No creo que haya sido por nosotros. Aquí la gente es fiel y cuando terminas en junio puedes terminar algo más decepcionado, pero según se acerca el principio de la siguiente, la afición de Osasuna siempre responde. En ese aspecto ha sido muy grato el número de socios que han renovado y lo que ahora está en nuestra mano es que ellos vayan a El Sadar y puedan disfrutar de su equipo.

Pero es obvio que ha caído bien en la masa social rojilla.

-Ahora no hay resultados, así que la gente se guía por “este puede ser majo” o por las sensaciones del equipo. Pero luego te van a medir por los puntos. Ojalá con el tiempo sigamos cayendo bien, eso será señal que estamos cumpliendo los objetivos.

Ya sabía bastante de Osasuna...

-Osasuna es un club ideal para nosotros. Buenas instalaciones, buena plantilla y una gran afición que nos va a apoyar. En estas primeras semanas hemos comprobado que todas las referencias que teníamos eran verdad.

¿Le ha sorprendido algo en estas primeras semanas?

-No, la verdad que no me ha sorprendido nada. Lo que me ha gustado mucho es la tranquilidad que hay en Tajonar para poder trabajar. Además, también, la buena predisposición que tiene la plantilla, que es algo fundamental para realizar una buena temporada.

¿Qué importancia le da a El Sadar?

-Es uno de los mayores activos que tiene Osasuna. Tú ves la última campaña, donde los números fuera de casa son brillantes, y claramente entiendes que el margen de mejora está en casa. Luego están los socios, que quieren que ganes tanto dentro como fuera, pero si tienen que elegir, prefieren verte vencer en directo. Esa conexión va a ser importante. Y si conseguimos esa simbiosis ganaremos todos.

¿Cómo puede ayudar la afición al equipo esta temporada?

-Concebíamos siempre El Sadar como algo complicado cuando veníamos como rival. El partido puede estar muerto y hay unas ráfagas, que el público celebra hasta un córner y te llevan en volandas. Eso no pasa en otros sitios. Nosotros tenemos que buscar continuidad pero también aprovechar esas ráfagas del público para hacer el campo cuesta abajo.

¿Qué Osasuna va a ofrecer al aficionado rojillo?

-Llevamos años en la categoría y a todo el mundo le gusta ser protagonista. Nosotros buscamos que pasen cosas en el campo contrario, queremos llegar rápido, con gente, ser verticales y no descuidar el tema defensivo. Creo que en ese aspecto hay un muy buen legado del año pasado donde el equipo era sólido, y nosotros no queremos, aunque aportando algunos matices, olvidarnos de ello, ya que es algo fundamental para poder estar arriba en esta categoría.

En casa es dónde tienen tarea con respecto al año pasado...

-Nos gustaría ver un equipo con unos valores reconocibles en todos los partidos, pero obviamente es algo complicado. Nosotros en Soria tuvimos buenos resultados en casa y no tanto fuera. Una cosa es lo que tú pretendes y otra llevarlo a cabo. Pero sí, queremos un Osasuna reconocible tanto en casa como fuera de Pamplona.

Lo que está claro es que este año no se es favorito, eso recae, de nuevo, en los tres descendidos.

-Los que bajan tienen ventaja, pero no garantía. De hecho, los tres que bajaron la temporada pasada no lograron ascender. El pasado fue una desventaja para Osasuna que todo el mundo le daba como favorito. Igual el equipo se cargó de una presión excesiva. No hay que poner objetivos, ir con la boca pequeña, que esta categoría es muy larga. Si hay otros que son favoritos, mejor, eso no significa que vayan a ascender.

La Segunda división es muy larga, ¿cómo le afecta a los entrenadores no tener ni un parón?

-Desgasta mucho. En Primera tienes los parones de las fechas FIFA que te permiten desconectar, aquí no. Son 42 jornadas más la Copa y un hipotético play off. Se hace muy largo y por eso es tan importante tener una buena plantilla y profunda. Eso y tener una buena mentalidad, ya que todo el mundo pasa por momentos malos, incluso los que acaban subiendo, y hay que ser fuerte para superarlos.

¿Tiene más presión aquí que en el Numancia?

-La exigencia es mayor, pero la presión existe en todos los sitios del fútbol profesional. Pero la exigencia aquí es diferente.

¿Le ha trastocado mucho la salida de Quique y Lucas Torró?

-No, hoy en día hay equipos de Segunda que pueden pagar la cláusula. Extranjeros, también. Con ellos dos no nos han dado ni opción. Lo que hay que hacer es moverse, no lamentarse. Y el club creo que lo ha hecho muy bien. Ha incorporado gente interesante y por ellos hay que velar, no por los que se han ido.

En la entrevista de la semana pasada, su segundo, Bittor Alkiza, decía que no han buscado un sustituto que se parezca a Torró

-Nos equivocaríamos si pensásemos que alguien va a sustituir a Torró o a Quique. Nosotros tenemos otra forma de entender el juego y hemos firmado otros jugadores que son similares de posición pero no de características.

¿Está contento con las llegadas?

-Sí. Todas han sido primera opción en su momento. Tenemos buena plantilla y ahora hay que hacer buen equipo, que es lo que nos hará estar arriba.

En principio queda un hombre de banda y ya, ¿no?

-Sí. El mercado está abierto y hay que estar atento, pero es lo que barajamos ahora mismo es alguien de banda que nos dé variantes ofensivas. Pero si tuviésemos que arrancar mañana creo que estamos preparados.

¿Qué opina de la cantera?

-Tajonar es un vivero, uno de los activos siempre. Miramos en casa siempre. Ahora tenemos alguno del Promesas y algún juvenil haciendo la pretemporada. Ellos son los que tienen que dar el paso para ganarse el sitio.

¿Van a trabajar con el primer equipo o cómo lo van a hacer?

-Los queremos ver en el día a día, tenerlos cerca.

¿Qué le parece David García y Olavide, que vuelven de sus cesiones?

-Son dos jugadores más. Han sido dos cesiones diferentes, pero ahora mismo son dos más, que tienen muy buena predisposición y, además, estoy muy contento con ellos.