La agenda, repleta de actos y competiciones

Las motos toman Ribaforada

La concentración motera 'Pellejo', organizada por Caballos de Fuego, celebró su 19ª edición con más de 2.000 asistentes

Un reportaje de M.A. Galilea - Lunes, 13 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Moteros llegando a la concentración.

Moteros llegando a la concentración. (MAG)

Galería Noticia

Moteros llegando a la concentración.

Miles de apasionados de las dos ruedas (se estima que más de 2.000) se juntaron durante el fin de semana un año más, y van 19 ediciones, en Ribaforada para disfrutar de sus motos en la concentración Pellejo que organiza el moto club local Caballos de Fuego. El fuerte calor de más de 37 grados desde el pasado viernes no amedrentó a los cerca de 600 personas que se dieron cita ya el pasado viernes en la cena que da comienzo a un fin de semana en la que los amantes del motor y de la libertad se juntan e intercambian experiencias, opiniones y lucen, como no, sus máquinas, que llegaron incluso desde Alemania o Francia.

La agenda estuvo repleta de competiciones, actos y campeonatos que se han sucedido durante todo el fin de semana e incluso una visita al Trujal Artajo de Fontellas.

Aunque esta concentración comenzó oficialmente el sábado, el viernes ya se inició la acogida a los primeros motores que fueron llegando por la tarde. Según señaló Javier Pérez, presidente del Motoclub Caballos de Fuego de Ribaforada. “en otros años nos juntábamos el viernes a cenar 140 personas contando con los 30 socios del Motoclub organizador y colaboradores. Este año el pasado viernes ya cenamos mas de 200 personas, así que ya preveíamos que la cifra de este año sería similar a la edición de 2017 en que se inscribieron 550 moteros de fuera, a lo que tuvimos de sumar las 100 plazas reservadas para socios y colaboradores del motoclub Caballo de Fuego, o sea que en total hubo más de 650 participantes”.

El récord de los moteros inscritos en la concentración Pellejo de Ribaforada se dio en los años 2004 y 2005 con 800 inscritos. Sin embargo, el éxito de aquellos primeros años les sirvió precisamente para tratar de limitar la inscripción y poder ofrecer un mejor servicio a quienes venían. “Actualmente hemos limitado la inscripción a 400 personas y normalmente tenemos que ceder nuestros cien sitios reservados a Caballos de Fuego porque se suele superar ese número”.

En esta edición las inscripciones y todos los actos (aperitivo de bienvenida, concursos, cena, entrega de trofeos y premios) se celebraron en el polideportivo municipal que dispone de aire acondicionado. El intenso calor y las altas temperaturas hicieron cambiar el lugar, “nos lo cedió el Ayuntamiento ya que no se podía hacer en el frontón como en años anteriores”.