La crisis turca golpea a 190 empresas y a miles de accionistas navarros del BBVA

Las firmas navarras exportan por valor de más de 300 millones al año
VW vendió más de 10.900 Polos y en 2018 ha incrementado sus envíos un 30%

Juan Ángel Monreal - Martes, 14 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Ciudadanos pasean junto a un centro de cambio de divisas en Estambul.

Ciudadanos pasean junto a un centro de cambio de divisas en Estambul. (EFE)

Galería Noticia

Ciudadanos pasean junto a un centro de cambio de divisas en Estambul.

pamplona- La crisis de cada verano ya estaba tardando en llegar. Y con Donald Trump al volante de la primera economía mundial ha estallado en Turquía, un país de cierto riesgo, pero que permanecía fuera del radar de buena parte de los analistas. El desplome de la lira turca y la salida de capitales como consecuencia de su enfrentamiento con Estados Unidos se deja sentir ya en la Bolsa y amenaza la estabilidad de un importante mercado para las empresas exportadoras navarras.

Los primeros en sentirlo han sido los miles de accionistas con los que cuenta BBVA en Navarra. El banco presidido por Francisco González es el más expuesto a un país que, de no cortar la sangría, podría verse obligado a solicitar un rescate al Fondo Monetario Internacional (FMI). Las acciones de BBVA se han dejado ya un 13% desde el comienzo de los problemas, un mordisco de más de 5.000 millones para uno de los bancos más apreciados por los inversores en banca. No es el único: en el mismo periodo, Santander ha perdido cerca de un 9%.

Los problemas serán más graves si la crisis no se queda solo en los mercados y llega a la economía real. A caballo entre Europa y Asia y con cerca de 80 millones de habitantes, Turquía suele ser el sexto o séptimo socio comercial para Navarra, que ha venido exportando productos por valor de unos 300 millones de euros de media durante los últimos años, en torno al 4% del total. Y más de la mitad son Polos, por lo que la fábrica navarra, estos días de vacaciones, puede ser una de las primeras en sentir un descenso en el poder adquisitivo de las familias turcas. Su moneda se ha devaluado cerca de un 40% frente al dólar en lo que va de año, un desplome aún más agudo desde que Trump confirmó el viernes la imposición de aranceles al acero y al aluminio que entran a su país procedentes de Turquía. Washington exige a Ankara la liberación del clérigo protestante Andrew Brunson, detenido en Turquía desde hace dos años bajo acusaciones de terrorismo.

Turquía es un mercado relevante para Volkswagen Navarra, que el año pasado exportó unos 10.900 Polos (el 4,5% de lo que fabrica) y que en los cinco primeros meses del año ha incrementado hasta en un 30% las ventas a este país. Solo el año pasado, las exportaciones de vehículos y de componentes desde Navarra a Turquía ascendieron a 132 millones de euros. Aunque la proporción varía según los años, la automoción supone un mínimo del 65% de las exportaciones totales de Navarra. Los números de este año resultan además espectaculares, con un incremento superior al 100% en los cinco primeros meses del año.

En total, 190 empresas exportaron a Turquía durante el año 2017, si bien apenas 81 de ellas son considerados como exportadores regulares, al haber conseguido vender durante los últimos cuatro años de forma ininterrumpida. La cifra se ha ido incrementando en los últimos años de la mano de sectores como el de las energías renovables, que ha ido adquirieron peso en las ventas y, ya en mucha menor medida, de otras actividades. Productos metálicos, aceros y otros laminados completan el grueso de unas ventas que tocaron techo en 2016, con algo más de 393 millones de euros. La agroalimentación, uno de los sectores más dinámicos en la última década a la hora de asaltar nuevos mercados, apenas ha tenido sin embargo presencia hasta el momento.

Las próximas semanas definirán el alcance de una crisis que ayer trató de contener el Banco Central turco (TCMB), al inyectar 6.000 millones de dólares en el sistema financiero del país para garantizar la liquidez de los bancos y detener el desplome de la lira turca frente al dólar. En un comunicado, el TCMB indicó que reduce los límites de reservas de divisas permitidas a los bancos turcos para así retirar liras del mercado, dar liquidez al sistema y estabilizar el valor de la moneda turca. “Con esta revisión, se inyectarán al sistema financiero aproximadamente 10.000 millones de liras (6.000 millones de dólares) y 3.000 millones de dólares estadounidenses en liquidez equivalente al oro”, señaló la entidad en la nota.

El Banco Central espera que la liquidez de los bancos aumente en 3.800 millones de liras turcas (564 millones de dólares), al brindar más flexibilidad en la gestión de garantías bancarias en transacciones con la divisa turca. Los límites de depósitos de garantías para transacciones turcas han aumentado de 8.200 a 22.000 millones de dólares. Asimismo, se limitarán las transacciones de los bancos turcos con inversionistas extranjeros al 50 por ciento del capital.

apuntes

27,8

Millones importados

La balanza comercial entre Navarra y Turquía es claramente favorable a la Comunidad Foral. Ruedas de aluminio y parte de refrigeradores son los dos productos que más se importaron a lo largo de los primeros meses del año y en 2017.