Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Apasionante y desconcertante carrera con una vaca rezagada

El animal número 701 de la ganadería falcesina Hípica Zahorí embistió a un mozo en la ladera y bajó al corral agarrada por los aficionados
La DYA solo atendió a cuatro personas con heridas leves

María San Gil U. Beroiz/I. Porto/E. Sanz - Miércoles, 15 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Uno de los espectadores del Pilón tuvo un encontronazo con la vaca rezagada sin mayores consecuencias.

Uno de los espectadores del Pilón tuvo un encontronazo con la vaca rezagada sin mayores consecuencias. (UNAI BEROIZ/PORTO/EDUARDO SANZ)

Galería Noticia

Uno de los espectadores del Pilón tuvo un encontronazo con la vaca rezagada sin mayores consecuencias.

falces- El tercer encierro del Pilón, el protagonizado por la ganadería falcesina Hípica Zahorí, resultó muy vistoso y emocionante aunque bastante accidentado y desconcertante. Y es que una de las vacas, la número 701, se quedó rezagada y empezó a embestir con mucho peligro, arremetiendo, en concreto, contra un varón que se encontraba en el recorrido y que, por fortuna, no sufrió ninguna herida de gravedad a pesar de quedarse solo frente a los pitones de la vaca y gracias, en parte, a la ayuda que enseguida le brindaron las personas que allí se encontraban.

Como el resto del ganado ya había enfilado el último tramo del recorrido, y ante la peligrosidad que supone dejar a un animal suelto por el encierro, un grupo de mozos tapó los ojos de esta res con un blusón y la bajaron a empujones, y con gran esfuerzo, hasta el corral bajo la atenta mirada de todos los allí presentes. De hecho, cuando comenzaron a bajarla, hubo un momento de duda ya muchos de los que allí se encontraban desconocían que aún quedaba un animal suelto.

Por otro lado, los mozos que corrieron al principio con los animales que abrieron la manada, muchos más que estos días pasados, sufrieron importantes golpes debido a la brusquedad con la que cayeron contra el suelo. Aquí también se produjeron dos carreras diferenciadas puesto que otro de los animales también quedó un poco más descolgado y permitió que más valientes pudieran participar en el encierro.

Los efectivos de la DYA, informaban, tuvieron que atender a cuatro personas que presentaban erosiones en brazos y piernas sin gravedad, toda una alegría para lo que podía preverse.

buenas sensacionesEl ganadero, Javier Olcoz, aseguraba que el Pilón “ha sido positivo, es un privilegio participar en el encierro de este pueblo y, además, ha salido una carrera emocionante, que es lo que se busca;que la gente pueda correr pero que los espectadores lo disfruten”.

Además, aquellos que fueron al encierrillo de la mañana, la subida de las vacas al corral, ya pudieron ver que el día prometía. Y es que uno de los animales, apuntaba Olcoz, el número 697, se quedó parado a la altura de la Fuente de los Pajarillos y empezó a cabecear. Finalmente subió sin mayores consecuencias con los bueyes.

Con la responsabilidad extra de jugar en casa, y sin apenas dormir la noche anterior, Olcoz afirmaba que lo que buscó en los diez animales de ayer era “nobleza”. Curiosamente, las únicas dos vacas que nunca habían corrido en el Pilón fueron las que se volvieron en la subida y en la bajada.