Génova sufre uno de los derrumbes de puentes más graves de europa

Al menos 35 personas han muerto, aunque todo apunta a que la cifra aumentará en las próximas horas
Los equipos de rescate trabajan para sacar supervivientes de debajo de los escombros del puente Morandi

Clara Ayabar Rivas Fermín Sagüés Guerendiain - Miércoles, 15 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Galería Noticia

pamplona- La ciudad de Génova vivió ayer su día más oscuro tras el derrumbe de una de sus principales vías de tráfico, el puente Morandi. Poco después de las 12.00 horas, la tragedia y el pánico inundaron las calles de la ciudad italiana donde los equipos de rescate continúan levantando escombros en busca de supervivientes al accidente. La Fiscalía de Génova ya ha iniciado una investigación por un “desastre culposo” y “homicidio por negligencia múltiple”.

El caos que vive la ciudad se observó también en el baile de cifras que las autoridades facilitaron a los medios de comunicación. Protección Civil fijó ayer a final de la tarde que el balance oficial de víctimas se elevaba a al menos 20 muertos y 16 heridos, diez de ellos graves. Sin embargo, el ministro de Interior, Matteo Salvini, declaró que la cifra de fallecidos superaba la treintena. El periódico italiano Il Corriere della Sera detalló que, entre las víctimas mortales, hay un niño de unos 10 años. Pasadas las nueve de la noche, desde su cuenta oficial de Twitter, la región de Liguria aseguró que había “23 fallecidos oficiales. Todos los cuerpos fueron transportados a San Martino para su reconocimiento: 19 ya han sido identificados. Hay 15 heridos, muchos graves”.

Los 1.000 agentes de Policía Estatal, Municipal, equipos de Bomberos, Protección Civil y personal sanitario actúan a contrarreloj -manteniendo la actividad incluso por la noche- para limpiar la zona y sacar a las personas que aún puedan estar vivas y atrapadas bajo los escombros. A pesar de que las tareas están siendo complicadas, aseguraron que continuarán hasta estar “seguros de que no queda nadie atrapado”. “No se pierde la esperanza, hemos sacado ya a docenas de personas que estaban bajo los pedazos de concreto, trabajaremos hasta que la última víctima sea rescatada”, dijo Emanuele Giffi, encargada de coordinar a los 300 bomberos que trabajan en tres áreas. Además, en la zona también están siendo atendidas las familias de las víctimas, que reciben asistencia psicológica.

El colapso se produjo la mediodía de ayer en un tramo de la autopista de peaje A10 a su paso por Génova, en la zona de Sanpierdarena, provocando la caída de más de 100 metros. Las dos vías del puente en ambos sentidos se vinieron abajo en un momento de lluvias intensas en una zona que se encuentra estos días en alerta naranja por fenómenos meteorológicos adversos. El derrumbe de cerca de 260 metros del centro de la vía afectó a en torno a 30-35 automóviles y tres camiones que estaban de paso en el momento de la tragedia. Estos vehículos cayeron de una altura de 45 metros hasta el suelo -una altura similar a la del Estadio Santiago Bernabéu de Madrid- donde quedaron atrapados bajo los escombros del viaducto.

causas desconocidasLas causas del derrumbe aún se desconocen, aunque las distintas empresas e instituciones han empezado ya un cruce de acusaciones sobre los culpables del colapso.

El viaducto transcurre sobre una zona urbana con centros comerciales, edificios residenciales y áreas industriales. Inicialmente se apuntó a que las fuertes lluvias podrían ser la causa del siniestro. El fiscal de la ciudad, Francesco Cozzi anunció una investigación por “homicidio múltiple y desastre culposo” para depurar responsabilidades por el desprendimiento de un tramo de casi 200 metros por lo que se cree que sería un fallo estructural, a pesar de que la zona estaba siendo vigilada para aumentar su seguridad.

Algunos testigos que estaban dentro de sus vehículos cerca del puente Morandi antes del colapso vieron “rayos cayendo sobre el puente”. “Vimos cómo los rayos caían sobre el puente -dijo Pietro M. all’Asa- y luego vimos como el puente se desplomaba. La estructura cedió y luego vimos el primer camión volar abajo”. Otro de los testigos que vive cerca del puente aseguró que escucharon “ruido enorme, estábamos muy asustados”. Una de las primeras imágenes que han llegado del funesto suceso las publicó en Facebook un testigo que grabó el momento en el que el viaducto se desplomaba: “Oh dios mío”, se les escucha exclamar entre la estridente lluvia, mientras el coloso de cemento colapsa. “Vi a gente corriendo hacia mí, descalza y aterrorizada”, explicó un camionero, que se encontraba cerca del puente. “El tráfico se ralentizó, escuché un rugido y la gente huyó hacia mí. Fue horrible “, dijo.

Davide Capello, de 33 años, estaba conduciendo en su coche en el viaducto cuando se produjo el colapso, según relató a los medios italianos. “Escuché un ruido sordo y vi la carretera que se caía, y yo me caí con ella. Pensé en lo peor”, dijo. Capello salió casi ileso del coche tras una caída de decenas de metros. “Ha sido un shock, porque tengo delante de mí las imágenes de la carretera que se caía. Parecía estar en una película”, agregó. “Había otros coches, porque a esa hora suele haber bastante tráfico”.

Italia ya sufrió el año pasado el desplome de un puente en la provincia de Ancona, en la zona oeste del país. Un matrimonio perdió la vida cuando su vehículo quedó atrapado bajo un paso elevado que atravesaba una autopista en la localidad de Camerano.

reacciones del gobierno

Sergio Mattarella “Nadie podrá escapar de su responsabilidad”

El presidente italiano calificó de “absurda y espantosa” la tragedia y advirtió de que “ninguna autoridad podrá escapar al ejercicio de la plena responsabilidad” por lo sucedido.

Matteo Salvini “es inaceptable que la gente muera así en Italia”

El ministro de Interior contó que ha “cruzado ese puente cientos de veces” y aseguró que hará “todo lo posible para conseguir los nombres y apellidos de los responsables, antiguos y actuales. Lo pagarán caro”, subrayó.

Edoardo Rixi “todo el puente de Morandi será demolido”

Mientras la empresa que se encargaba del mantenimiento aseguró que reconstruirán el viaducto en el menor tiempo posible, el ministro de Infraestructura dijo que el puente “será demolido” y pensarán en otras opciones.