Morandi, un puente ‘enfermo’ y el principal acceso desde España

? |

Miércoles, 15 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

pamplona- El puente Morandi era conocido en Italia como elpuente enfermoen sus 51 años de historia. Desde su construcción entre 1963-1967, el viaducto ha sido objeto de incontables labores de mantenimiento. Las últimas se llevaron a cabo en febrero de este mismo año, cuando se trató de apuntalar su seguridad.

Los principales problemas del puente llegaron en 2016 cuando se tuvo que llevar a cabo una reestructuración para corregir el nivelado del puente, que llevaron a las condiciones actuales que lo mantenían semihorizontal. Además de cambiar la estructura, se sustituyeron las barreras del puente en ambas direcciones. El ingeniero Antonio Brencich, profesor de Construcción en la Universidad de Génova, explicó en una entrevista concedida ese mismo año a un portal sobre ingeniería que hubo “una evaluación errónea de los efectos retardados (viscosidad) del cemento, que produjo una superficie viaria no horizontal”.

A pesar de que el jefe delegado de las autopistas de Italia, Giovanni Castellucci, aseguró ayer tras el accidente que la infraestructura “no era peligrosa”, la empresa Atlantia, a través de Autostrade, su filial de autopistas en Italia, estaba llevando a cabo labores de mantenimiento para “consolidar la losa”. A través de un comunicado explicaron que el estado del viaducto estaba sujeto a una “constante observación y supervisión”, siguiendo el proyecto aprobado para el mantenimiento del puente Morandi.

Este viaducto es una de los principales puntos de tráfico de Génova que se une la autopista A10, que llega desde la frontera de Francia, con la A7 hacia el norte de Milán. Así, esta carretera se convierte en la puerta de entrada de miles de turistas provenientes del Estado español. El puente era el principal acceso por tierra a Italia a quienes querían acceder en coche al país transalpino.

un ASTURIANO en génovaPedro Barthe, un asturiano se libró “de milagro” de la tragedia al quedarse bloqueado junto a su primo a un kilómetro del colapso. Ambos viajaban en coche de camino al aeropuerto por el puente de Génova cuando ocurrió el derrumbe. “Nos hemos librado de milagro”, aseguró en declaraciones al diario de Gijón El Comercio. “Hemos vuelto a nacer, la situación ha sido muy caótica. No paraban de pasar ambulancias y camiones de bomberos”.

El Gobierno español no tiene constancia, por el momento, de que haya españoles entre los fallecidos o los heridos, según fuentes de la Oficina de Información Diplomática (OID). España dispone de un consulado general en la ciudad de Génova, que es quien está haciendo las gestiones necesarias con las autoridades locales. - C.A.R