Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
HASTA EL 29 DE AGOSTO

Arrancan los campos de voluntariado sobre memoria histórica en Ezkaba e Igal

El primer proyecto trabaja en el “cementerio de las botellas” y el segundo en la ruta de carreteras pirenaicas construidas por presos republicanos

Miércoles, 15 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Medio centenar de jóvenes participa en el campo de trabajo del cementerio de botellas.

Medio centenar de jóvenes participa en el campo de trabajo del cementerio de botellas. (PATXI CASCANTE)

Galería Noticia

Medio centenar de jóvenes participa en el campo de trabajo del cementerio de botellas.

pamplona- Medio centenar de jóvenes de diversas comunidades autónomas y de otros países trabajan desde hoy, y hasta el próximo 29 de agosto, en sendos campos de recuperación de la memoria histórica, situados en Ezkaba e Igal, y organizados por el Departamento de Cultura, Deporte y Juventud, en colaboración con el Departamento de Relaciones Ciudadanas e Institucionales.

Ambos campos se enmarcan en el proyecto Ezkaba, sustentado por el Gobierno de Navarra e instituciones y asociaciones memorialistas de todo el Estado, y que incluye, entre otras, la labor de localización de familiares que permitan identificar los cuerpos recuperados. Además de las tareas de recuperación propiamente dichas, estas iniciativas tienen como objetivo proporcionar a los y las participantes un espacio integrador, sin exclusiones, para trabajar el conocimiento y convivencia entre iguales, el intercambio de experiencias, el trabajo en equipo, y la asunción de valores de paz, igualdad, solidaridad, y respeto a todas las culturas. Los y las jóvenes, de entre 18 y 30 años, se alojan en la residencia juvenil Fuerte del Príncipe de Pamplona y complementarán su actuación solidaria con actividades de ocio y tiempo libre.

el cementerio de las botellas Este campo, que ya inició su andadura el pasado año, tiene por objeto colaborar en la recuperación y consolidación del denominado “cementerio de las botellas”. Este proyecto, coordinado por la Sociedad de Ciencias Aranzadi, consiste fundamentalmente en dignificar el recinto, mejorar los accesos y proporcionar información pública a los visitantes.

El “cementerio de las botellas” está situado en la ladera norte del Monte Ezkaba, junto al fuerte de San Cristóbal. Allí fueron enterrados 131 presos fallecidos en el fuerte-prisión durante la dictadura del general Franco. El nombre del cementerio se debe a que los cuerpos tenían botellas depositadas entre ambas extremidades inferiores, que originalmente contenían en su interior un acta de defunción.

En el campo participarán 25 jóvenes, procedentes de Alemania, Francia y México;el resto son de Andalucía, Aragón, Asturias, Canarias, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Madrid, Valencia, Extremadura, Galicia y País Vasco.

Por su parte, el campo de Igal, situado en la localidad de Igal, entre los valles de Roncal y Salazar, busca la recuperación de un área de edificios que sirvieron para acomodar a los prisioneros republicanos que participaron en la construcción, a mediados del siglo pasado, de la carretera que une los diferentes valles del Pirineo.

Los trabajos planificados son: limpieza de las malas hierbas de la zona, consolidación de un edificio y la reconstrucción de otro en madera. Se estudiarán los hechos y se utilizarán algunas imágenes que se conservan y el testimonio de los prisioneros.

El camino que une los valles pirenaicos de Roncal y Salazar fue parte del plan de los Pirineos para detener una posible invasión: este campamento es una obra importante vinculada a la recuperación de una parte de la memoria de la Guerra Civil Española y el período de la posguerra.

Doce de los participantes proceden de Francia, Italia, Japón y Rusia;el resto son de Andalucía, Aragón, Canarias, Castilla La Mancha, Madrid, Valencia, Extremadura, País Vasco y Navarra. - D.N.