Pamplona pide redimensionar el proyecto de la Misericordia

El Ayuntamiento presenta alegaciones al PSIS, y dice que podrían cerrar 30 comercios

Miércoles, 15 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

pamplona- El área de Comercio y Turismo del Ayuntamiento de Pamplona ha presentado alegaciones al expediente de modificación del Plan Sectorial de Incidencia Supramunicipal (PSIS) Comercial Casa de Misericordia, cuyo plazo de exposición pública finalizaba el lunes. En estas alegaciones, el Consistorio pide que se redimensione el proyecto comercial a la baja “para no dañar a los establecimientos del barrio, ya que podría suponer el cierre de 30 comercios”, y que se amplíe la superficie dotacional “para aumentar los servicios de atención a la tercera edad”.

El PSIS, al que también han presentado alegaciones grupos como I-E y Aranzadi, plantea la apertura de 4.641 metros nuevos de superficie comercial en Iturrama, junto a la Casa de Misericordia, un edificio para la Meca y una residencia de estudiantes de diez plantas, además de la urbanización de una nueva calle peatonal para conectar la Vuelta del Castillo con Sancho el Fuerte.

El proyecto está promovido por la mercantil Morea Inversiones, SA. En el reciente estudio realizado para la elaboración del Plan Estratégico de Comercio de Pamplona, explican desde el Ayuntamiento de Pamplona, se resalta que el tejido comercial actual del barrio ha podido amortiguar mejor los embates de la crisis. Así, Iturrama constituye el barrio que menos comercios ha perdido entre 2011 y 2016, con una reducción del 1,4%.

Comercio local En este sentido, la apertura de la nueva zona comercial, según las alegaciones presentadas por el Consistorio, supone una seria amenaza de supervivencia para los más de 350 comercios del barrio. “Estos ocupan un total de 39.696 metros cuadrados -datos a 31 de diciembre de 2016- y la apertura prevista supone un incremento del 11,7% de la superficie comercial. Iturrama es la tercera zona comercial más importante de la ciudad tras el Casco Antiguo y el Segundo Ensanche”, explican.

Otros datos señalan que la apertura de grandes superficies afecta al 75% de los pequeños comercios, con impactos en la disminución de las ventas y la reducción de la clientela, que conllevan cierre de establecimientos y pérdidas de empleo. “Tomando en cuenta los datos, es previsible el cierre de 31 pequeños comercios en el barrio de Iturrama por la apertura del centro comercial proyectado. De ahí la alegación para redimensionar el proyecto, reducir su superficie comercial y ampliar la dotacional”.

El Ayuntamiento de Pamplona apuesta “por una política de apoyo al mediano y pequeño comercio, ya que según todos los estudios realizados, contribuye a la identidad de la ciudad, al desarrollo de la calidad urbana, conexiona las relaciones vecinales y, en general, mejora el reparto de la riqueza mediante la pluralidad de los establecimientos”.

Según I-E, “la modificación no es sustancial sino pormenorizada, al limitarse sólo a disminuir las plazas de aparcamiento y por tanto debería presentarse y tramitarse ante el Ayuntamiento de Pamplona y no ante el Gobierno de Navarra”, esgrimen en las alegaciones. Desde Aranzadi, giran en tono a “la invalidez de las plazas calculadas para este proyecto, puesto que la normativa municipal no concreta algunos parámetros y se genera un vacío legal”, entre otras quejas. - D.N.