Tudela prevé adecentar a medio plazo el antiguo humilladero

El estado del monumento se ha tratado en la Mesa de Patrimonio y el objetivo es limpiarlo e instalar señalética y rótulos informativos

Mikel Arilla - Miércoles, 15 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

A la izquierda, emplazamiento del antiguo humilladero de Tudela, en estado ruinoso.

A la izquierda, emplazamiento del antiguo humilladero de Tudela, en estado ruinoso.

Galería Noticia

A la izquierda, emplazamiento del antiguo humilladero de Tudela, en estado ruinoso.

Tudela- El humilladero de Tudela, un monumento situado a la entrada de la ciudad justo antes de que dé comienzo el Puente del Ebro, se erige desde hace décadas como un punto negro en el que se acumulan la maleza, los cables eléctricos y la basura, delatado además por el estado ruinoso de su estructura. El Ayuntamiento de la capital ribera y los diferentes agentes que componen la Mesa de Patrimonio han puesto sobre la mesa la necesidad de acondicionar este elemento patrimonial que, con el paso de los años, ha ido perdiendo su antiguo esplendor. Una actuación que se plantea a medio plazo y que consistiría en darle un lavado de cara, elemental pero efectivo, y menos costoso económicamente que una hipotética restauración integral.

En concreto, una de las acciones que se llevarán a cabo será la limpieza de la hierba, la basura acumulada y los carteles de ocio y espectáculos que han tomado el espacio de algunos muros del monumento. También está pendiente la adecuación de las instalaciones eléctricas -dos contadores y una torre-, para lo cuál ha de contactarse todavía con las entidades titulares de las mismas, un trámite que, según fuentes municipales, llevará un tiempo.

Interés localAdemás, hay otras dos actuaciones que se atisban imprescindibles para adecentar el humilladero: una, la declaración como Bien de Interés Local, que le garantizaría cierta protección al monumento. La segunda, la instalación de rótulos y señalética con el objetivo de informar sobre la importancia histórica de este punto de la ciudad y como medida disuasoria para evitar que se depositen más restos o residuos en una zona ya de por sí muy degradada. Cabe la posibilidad de que en esta rotulación se incluyan también referencias al antiguo coladero, el lugar en el que antaño se realizaba la colada y que históricamente estaba situado a escasos metros del humilladero.

lista rojaEl humilladero de Tudela fue recientemente incluido en la lista roja de monumentos y elementos patrimoniales en riesgo de desaparición que elabora la asociación Hispania Nostra, una entidad creada en el año 1976 y que cuenta con un comité científico que evalúa y aprueba las solicitudes para incluir monumentos en el mencionado directorio.

Como consta en su página web, el monumento no presenta actualmente riesgo de derrumbe o colapso estructural pese a la ausencia de techo y los agrietamientos de sus muros, aunque sí se destaca el estado de “abandono” del conjunto y el largo periodo de tiempo que ha transcurrido sin que se hayan acometido intervenciones sobre el mismo.

Fue reconstruido, según la documentación de Hispania Nostra, en 1540 y en 1690. La cruz y el templete perdieron su uso -el de pedir fortuna al llegar a la ciudad o partir de ella- con la Desamortización de Mendizábal en 1834 y en la Primera Guerra Carlista se sellaron los arcos con mampostería y sillarejo para convertir al espacio en un fortín defensivo. En 1905 se destruyó y pasó a ser lugar de cobro de impuestos y, posteriormente, una vaquería.

Intentos Entre finales de los años 80 y principios de los 90, fraguó un intento de proyecto de restauración del humilladero que finalmente terminaría paralizado. Las últimas referencias que constan acerca de una posible recuperación datan de 2011, cuando se elaboró un Plan Estratégico de Turismo para Tudela en el que la rehabilitación se señalaba como una actuación de prioridad “alta”.

La idea del equipo redactor de aquel plan consistía en convertir el humilladero en un “primer punto de acogida e información para el visitante e incluso se propuso la posibilidad de “crear un aparcamiento en el entorno”.

Datos

Proyectos. En 2002 existían proyectos de actuación en el monumento realizados por alumnos de arquitectura como parte de sus trabajos de prácticas .

Utilidad pública. Se declaró la utilidad pública del antiguo humilladero en sesión plenaria del 7 de septiembre de 1990, cuando también se aprobó un proyecto de restauración enmarcado en el PIL de Gobierno de Navarra.