EL FÚTBOL LLEGA A LA POLÍTICA

Cruce de reproches en el PNV por el “no” de Oyarzabal al Athletic

Fútbol el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, responde a las críticas del exsenador iñaki Anasagasti

Jueves, 16 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Oyarzábal este miércoles en rueda de prensa.

Oyarzábal este miércoles en rueda de prensa. (EFE)

Galería Noticia

Oyarzábal este miércoles en rueda de prensa.

San Sebastián- La renovación del delantero Mikel Oyarzabal con la Real Sociedad y su rechazo a vestir la camiseta del eterno rival, el Athletic, ha enardecido la rivalidad de los aficionados de ambos clubes, hasta el punto de que dos políticos del PNV, el exsenador Iñaki Anasagasti y el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, cruzaron reproches a cuenta del fútbol, polémica a la que también se sumó el diputado de Cultura y Deporte de Gipuzkoa, Denis Itxaso (PSE-EE).

La primera piedra la lanzó Anasagasti con una entrada en su blog, publicada el martes, sobre la decisión de Mikel Oyarzabal, en la que aseguraba que “afortunadamente” el atacante eibarrés “ha dicho no al Athletic” y sostenía que, “si un día le llama el Real Madrizzz, los donostiarras dejarán caer su baba madridista”.

“Un mercenario menos”, añadía el exsenador del PNV en alusión directa al joven futbolista guipuzcoano, quien ha renovado con la Real en lugar de marcharse al club vizcaíno para cobrar un sueldo mayor.

Anasagasti recordaba que el estadio de Anoeta se inauguró “con un partido entre dos Reales, la Sociedad y el Madrid”. “Y digo esto porque mi aitona (abuelo), donostiarra de la calle Campanario, no quería saber nada del agresivo complejo de inferioridad de la directiva de la Real Sociedad por el nombre del equipo y por su anti Athleticismo militante”. “Y luego, mayoritariamente desde sus complejos, algunos de este sector son los que propugnan el derecho a decidir de todos los vascos, cosa que se une con lo peor del ñoñostiarrismo más feroz”, escribía en su artículo.

“Un equipo que tiene una cláusula anti Athletic es para hacérselo mirar. Una más. Con su plan se lo coman”, concluía Anasagasti.

El alcalde de San Sebastián, también del PNV, publicó una respuesta a través de su cuenta de Twitter, en la que aseguraba que comprende que Anasagasti, al que trata de usted con marcado distanciamiento, se “sienta dolido en su amor propio, herido en su orgullo rojiblanco”.

“Supongo que recibir un ‘no’ por respuesta sienta mal”, decía Goia, entre otras cosas porque el rechazo de Oyarzabal hace que se tambalee “el principio de que todos los jugadores vascos quieren jugar en Bilbao”. La decisión del jugador blanquiazul “implica un compromiso, un orgullo y un amor por los colores como el que nos ha demostrado Mikel, haciendo ver que, en el fútbol de hoy día, no todo se resuelve poniendo millones encima de la mesa”, sostenía el primer edil donostiarra.

“A lo de Mikel, por renovar con el club de su vida rechazando una oferta millonaria mareante, se le llama corazón txuriurdin. Ni más ni menos”, abundaba Goia.

En su carta, el alcalde de San Sebastián aclaraba que “el complejo de inferioridad lo demuestra quien utiliza el término ñoñostiarra en sentido despectivo, mal que le pese”. “Aquí somos donostiarras, así, con todas las letras. Ya es triste que quien se dice vasco y, por tanto, conciudadano, pierda el oremusy el decoro por cuestiones menores, pero que, por lo que veo, han escodico más de lo que debieran”.

También se apuntó a la refriega el diputado de Cultura y Deportes de Gipuzkoa, Denis Itxaso (PSE-EE), quien censuraba el tono “zafio e innecesariamente ofensivo” empleado por Anasagasti. “Calificar de ‘mercenario’ precisamente a Mikel Oyarzabal por haberse quedado en su club de origen, renunciando a tentadoras y suculentas ofertas económicas, resulta como mínimo estrambótico”, argumentaba Itxaso, quien aclaraba a Anasagasti que la fijación que reprocha a la Real respecto al Athletic “deviene de una política deliberada del club vizcaíno que sitúa la cantera guipuzcoana en la diana de sus apetencias”. - Efe