Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Explosión de alegría en honor a la educación

Las fiestas en Oteiza arrancaron con José Luis de Antonio y Jesús Mari Albéniz, veteranos exmaestros

La localidad se sumergió en 5 días festivos

Julen Azcona - Jueves, 16 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

La plaza frente a la casa consistorial, abarrotada de oteizanos, oteizanas y visitantes, segundos después del estallido del cohete anunciador de las fiestas.

La plaza frente a la casa consistorial, abarrotada de oteizanos, oteizanas y visitantes, segundos después del estallido del cohete anunciador de las fiestas. (JULEN AZCONA)

Galería Noticia

La plaza frente a la casa consistorial, abarrotada de oteizanos, oteizanas y visitantes, segundos después del estallido del cohete anunciador de las fiestas.

oteiza- Oteiza dio ayer el pistoletazo de salida a cinco días de fiesta ininterrumpida en honor a San Miguel, a través de un cohete que a las 12.00 horas quiso rendir homenaje a la trayectoria en la enseñanza de José Luis de Antonio y Jesús Mari Albéniz, dos maestros del municipio retirados que han dedicado su vida profesional a educar a niños y niñas oteizanos.

En euskera y castellano, De Antonio y Albéniz gritaron los distintos vivas antes de prender la mecha que dio inicio al jolgorio, mientras abajo les escuchaba una multitud de los mismos niños, jóvenes y adultos que pasaron por las aulas de ambos maestros.

Albéniz, de 65 años, se jubila este año, mientras que De Antonio (69) ya está retirado. Ambos inciden en los buenos años vividos en la escuela de Oteiza. “Extraordinario;no se puede decir mejor. He estado muy feliz y cuando nos proponían trasladarnos a otros pueblos decíamos siempre que no”, afirmó José Luis de Antonio.

El pasado 9 de junio la localidad celebró una fiesta en honor a Albéniz y su jubilación, con comida popular, actuaciones, vídeos e intervenciones de vecinos. “Todo el pueblo se implicó;alrededor de 400 personas”, explicó ayer De Antonio. Albéniz recordó el día con cariño. “Tendría que vivir tres veces 500 años para pagar todo el esfuerzo, las ganas y el cariño recibido”. Tras el cohete se lanzaron balones desde el balcón consistorial y a las 13.30 tuvo lugar un acto de homenaje a la ikurriña.

etiquetas: educacion, alegria, honor