Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Joselillo y el farolero de la Cal

Jueves, 16 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 08:38h

Joselillo se emplea por abajo con decisión y temple ante 'Farolero', cuarto toro de la buena corrida de Prieto de la Cal y distinguido con vuelta en el arrastre.

Joselillo se emplea por abajo con decisión y temple ante 'Farolero', cuarto toro de la buena corrida de Prieto de la Cal y distinguido con vuelta en el arrastre. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

Joselillo se emplea por abajo con decisión y temple ante 'Farolero', cuarto toro de la buena corrida de Prieto de la Cal y distinguido con vuelta en el arrastre.

TAFALLA.- El dios Tauro u otro que se precie o, sin más, el de turno, quiso premiar en la primera función a los ganaderos que insisten, casi que se arruinan y mueren, por preservar la diversidad zoológica de la península. Cosa que jamás entenderán los animalistas y, menos aún, los antitaurinos. La antiquísima casta veragüeña y vazqueña se reivindicó con una corrida muy en tipo y con una raza de tan variados como importantes comportamientos. Fue un lote de seis ejemplares del antiguo hierro de Prieto de la Cal, dos negracos abriendo plaza y cuatro jaboneros seguidos de estampas de revistero. Bien. Ante tan fastuosa materia prima salió aprobada la terna. Más nota, claro, para Joselillo, que maridó perfectamente con Farolero, el cuarto, segundo jabonero de la cita, con pasajes largos, templados y con enjundia toreando al natural.

La segunda tanda por este pitón fue al ralentí y quedó con la firma de ser de lo mejor que se ha visto este año en cosos navarros. Un espadazo algo atravesado y delantero, pero muy eficaz, elevó el emotivo encuentro hasta dos pañuelos blancos y uno azul. ¿Merecido? Para que vean como son las osas, habrá gente, sin duda, que critique por excesivo el premio póstumo a Farolero sin haber presenciado el espectáculo: ya saben, Facebook, Twitter y guasapes hueros de sensaciones y de vida.

Una pena ya no se habla y aún menso menos se comparten sentimientos por toros bellos y bravos, como este Farolero y otros pupilos de La Ruiza onubense. Si a las condiciones de Farolero, que no fue el más bravo del sexteto en varas, se les añade la espectacular y brava acometida desde el centro del ruedo del tercero, primer jabonero y de nombre Hocicón, y el motor de raza inagotable del sexto, Botinero, se conseguiría el toro perfecto que ni necesitaría ser lidiado en una plaza para ser indultado;directamente sería el dios terrenal que coronara el Olimpo de la Tauromaquia.

Es decir: Farolero fue la hostia en la muleta;el bellísimo Hocicón fue la rehostia galopando y entregándose en el caballo. Y Botinero está todavía pidiendo el carné profesional y de aficionado a todo el mundo, en especial a Curro de la Casa, que, siempre quieto y valiente, lo intentó. El primero del alcarreño, Hocicón, se paró en la muleta sin darle opciones. Gómez del Pilar se fajó con su lote. Y si no es por fallar a espada con el 5º, hubiera cortado otra oreja para salir con Joselillo a hombros.