Muere una mujer en Argentina tras un aborto clandestino

La joven es la primera vícima del ‘no’ del Senado a la ley que despenalizaba la interrupción del embarazo

Jueves, 16 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

argentina- Una mujer de 34 años murió en Argentina por una infección tras interrumpir su embarazo con un tallo de perejil. Es la primera mujer que fallece por un aborto clandestino después del no del Senado argentino al proyecto de ley que lo despenalizaba hace menos de una semana y desató nuevas protestas en las calles contra los riesgos para las mujeres del aborto clandestino.

Elizabeth (que no es el verdadero nombre de la joven), que tenía un hijo de dos años y vivía en un barrio humilde de José León Suárez, murió en el Hospital de General Pacheco en Buenos Aires. Según informa el diario Clarín, fue internada de urgencia el domingo con un cuadro infeccioso general. En el Hospital Belgrano le extirparon el útero para que la infección no siguiera avanzando y derivaron a la joven a un hospital de mayor complejidad en Pacheco, donde quedó internada en terapia intensiva hasta que murió la madrugada de ayer.

“Esto es lo que nos deja la clandestinidad, porque ahora a las chicas les cuesta más conseguir a alguien que les haga un aborto en mejores condiciones o les ponga una sonda, que aunque por supuesto es inseguro no es lo mismo que meterse un tallo de perejil. Las chicas tienen muchísimo temor a ir presas”, agregó la médica.

protestasEl martes por la tarde se convocó un “Pañuelazo contra el aborto clandestino” frente al hospital donde murió la mujer. La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito emitió un comunicado de repulsa: “Cada muerta y presa por abortar es responsabilidad del Poder Ejecutivo Nacional y de lxs 40 senadoras y senadores, integrantes del Poder Legislativo, que se abstuvieron o votaron en contra de nuestro derecho a la vida”, afirmaron en un texto en el que responsabilizan también a las autoridades provinciales. “La clandestinidad no salva ninguna vida. La clandestinidad mata”.

Este caso fue dado a conocer ayer por la Red de Profesionales por el Derecho a Decidir, una agrupación conformada por médicos y profesionales de la salud a favor del aborto legal. - D.N.