Zenet | Cantante

“El punto personal donde está un artista cuando hace algo es lo de menos, lo interesante es lo que el público canta y siente”

El cantante malagueño Zenet presenta hoy su última colección de canciones, 'Si sucede, conviene', en la Ciudadela, en una cita que arrancará a las 21.00 horas

Ana Jiménez - Jueves, 16 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Zenet, cantante.

Zenet, cantante.

Galería Noticia

Zenet, cantante.

pamplona- Su voz y un puñado de acordes. Ésto será el ropaje con el que Zenet presentará hoy su último disco, Si sucede, conviene, en una velada íntima en la que “mirar a los ojos al público”. El malagueño actuará a las 21.00 horas en la Ciudadela de Pamplona, a la par que se encuentra trabajando en sus futuros proyectos. Sin parar. Y es que afirma vivir de la música, y eso, hoy día, es casi un lujo.

Si sucede, conviene es su cuarto disco de estudio y ha supuesto un cambio para Zenet, según apunta la propia hoja de prensa, dando lugar a un trabajo luminoso, ¿qué ha supuesto esta nueva etapa artística?

-Es verdad que cuando se fue gestandoSi sucede, convienehubo un ciclo personal nuevo, de ver las cosas de otra manera y de retirarme del mundo de la noche, que eso es lo que básicamente te hace tener unos hábitos diferentes. Antes estaba siempre metido en el mundo del humo y lo nocturno, vivía de noche. No sé si eso se refleja en el trabajo, pero como punto de partida tengo que ser honesto y decir que veo las cosas de otra manera. Luego evidentemente, como pasa en todas las artes, el punto personal donde está un artista cuando hace una cosa, es lo de menos. Lo interesante es lo que el público canta y lo que siente, nada más.

En el plano musical, tras su trilogía de discos inicial, en este compacto se ha acercado a nuevos géneros y ritmos, como los latinos. ¿Salir de la zona de confort es un motor para lanzarse a crear nuevas canciones?

-La zona de confort, donde siempre me encuentro a gusto, es la balada melódica, pero esa balada melódica siempre es fronteriza. Nunca hemos tenido miedo a que la balada melódica pueda ser abolerada, o con aires de tango, o de bossa nova... Siempre he ido un paso más allá de la frontera para cantar ese tipo de baladas melódicas, que a veces suenan un poco pop, otras un poco a Francia, a sonido manuche... Uno siempre tiene en la cabeza lo siguiente que va a hacer, o un género por el que todavía no me haya metido... Pero siempre digo que cuando uno tira de una cuerda a nivel de género, tiene mucho que sacar de ahí de ese ovillo. Me pasó por ejemplo con los primeros discos, que tiré de ese ovillo de Nueva Orleans, un sonido que me gusta mantener con la madera de la guitarra y el violín... Y unas armonías que todavía tienen algunas de mis canciones todavía siguen teniendo esas armonías. Y sabía que esto me volvería a pasar cuando me metiese en el género de Cuba, que abordo en dos canciones de Si sucede, conviene.

¿Marcará entonces esto su siguiente colección de canciones?

-Sí, en el nuevo disco que estoy trabajando estoy muy metido en el mundo de la trova santiaguera, del sonido cubano más profundo y antiguo... Por ahí nos queda que escuchar.

Precisamente y aunque ahora parece estar de moda en diversos ámbitos, la palabra transversal parece estar ligada a su propuesta musical desde el inicio de su trayectoria.

-(Risas). Sí que es verdad que a veces las palabras se ponen un poco de moda... Pero es cierto que, atendiendo al significado estricto de la palabra, es verdad, porque mi música abarca tres generaciones diferentes. Lo veo en mis conciertos, que vienen gente joven, vienen los padres y vienen los abuelos... En ese sentido es transversal y también lo es en estilos. Cuando hacemos sondeos, por ejemplo en Spotify, vemos que el mismo público que va por otros artistas, gente que le gusta el flamenco, el jazz, cierto pop.... de pronto su conjunto toca un poco con el mío. Y en ese sentido, estoy orgulloso de que el tiempo nos haya dado la razón y de que hablar de lo “comercial” es muy difícil. Cuando empezamos con este proyecto hace 10 años, algunas compañías decían que no era nada comercial, que era de minorías... y ahora estamos colgando el cartel de “no hay entradas”, sabiendo que podemos vivir de esto, que le gusta a la gente y que comparten conmigo ese placer por la música.

De hecho, no sé si alguna vez imaginó escuchar una canción tuya en Operación Triunfo, como sucedió hace unos meses con Amaia Romero interpretando Soñar Contigo.

-No lo hubiera imaginado... si bien es verdad que pensaba que mi música no era exclusivamente de minorías. Sentía, de alguna manera, que había mucha gente que le apetecía escuchar un tipo de música determinada y que lo que nos ofrecía las grandes multinacionales era siempre todo parecido... Pero aunque pensara eso, no pensaba que podría llegar a un medio de masas como la televisión, como tampoco pensaba que fuéramos de radiofórmula... Lo de Amaia fue una sorpresa, pero luego tampoco me extrañó, porque muchos de los que están asesorando en Operacion Triunfoconocen mi trabajo... O músicos que admiro siempre me han tratado con cariño y respeto musical. Y de alguna manera, eso es un orgullo también.

Al margen de su trayectoria musical, también ha trabajado también como actor, dos facetas artísticas que va a unir en un espectáculo, ¿qué puede avanzar de esta idea?

-Sí, estoy escribiendo la primera versión de guion junto al director de cine Juan Estelrich, con quien trabajé en el largometraje Pintadas. Es un espectáculo alucinante desde una interacción del actor, que soy yo, con cine proyectado en unos paneles. Bailo, canto e interpreto a un personaje, un hombre de los años 30 que está siguiendo los pasos de su padre, a quien no conoció. Esos pasos le llevan hasta Cuba y Nueva York, de tal manera que hay todo un viaje personal que se va mezclando con la música. Todo ello con videoproyecciones en tres paneles diferentes, lo que da una sensación difícil de explicar. Estará para 2020 ya que es un proceso larguísimo: búsqueda de promotores, plan económico, plan institucional con la red de teatros... Y de por medio todavía me queda la gira del disco nuevo.

En cuanto a la cita de hoy, presentaráSi sucede, convieneen la Ciudadela de Pamplona, acompañado en el escenario por José Taboada a la guitarra y Manuel Machado a la trompeta, ¿cómo será el concierto, alejado de formato de banda?

-Es una especie de paseo en el tiempo. Si sucede, conviene tiene once canciones y haremos más o menos veintidós, como un ir y volver del pasado al presente, contando alguna anécdota al público... Me gusta romper esa pared invisible y mirar al público a los ojos, y en ese paseo haremos una vuelta atrás a algunas canciones que nos han ido acompañando. Además, me gusta mucho este formato porque se parece muchísimo, si no es clavado, a cómo fueron compuestas las canciones. Da una sensación de intimidad absoluta, como si estuviese prácticamente en el salón de tu casa, oyendo cómo la canción no requiere de mayor vestimenta que unos cuantos acordes... Y ahí está todo, todo lo que tiene que estar. Son pinceladas básicas y en esas pinceladas se ve un cuadro maravilloso donde la canción está desnuda, hay mas silencios...