Debates sobre el TAV

Arturo Carreño Parras / Exjefe de estación - Jueves, 16 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Estos días de agosto en prensa, radio y TV parece que se incrementan los debates, las opiniones y análisis del TAV que se ha empezado a construir en Navarra, sobre todo por la Ribera (Peralta-Olite-Villafranca-Marcilla). En una puntualización o matiz me ha parecido que algunos tertulianos están pensando que Navarra debe tener conexión directa con Francia por ferrocarril, cuando nunca la ha tenido, como muchas otras comunidades, sin que por ello haya habido trenes desde cualquier punto de España que a través de las fronteras de Irun-Hendaya y de Portbou-Cerbère se ha podido y se puede salir a Francia y Europa sin ningún problema. Sí que es cierto que hasta hace unos años el cambio de ejes en frontera ampliaba el tiempo de viaje en 40/45 minutos, pero esto también ocurría en otros países con ancho de vía distinto al internacional UIC. También me parece muy machacón el tema de la “capacidad” cuando en los años 1980-90 y 2000 entre Pamplona-Iruña y Altsasu pasaban más de 20 mercancías diarios y unos 16 trenes de viajeros diurnos y nocturnos. Actualmente con el 1% de transporte de mercancías por tren, pasan unos 6 mercancías y 10 viajeros en 24 horas, es decir, que lo que falta no es capacidad sino voluntad de aprovechar el ferrocarril que tenemos desde hace 160 años, eso sí, con un desdoblamiento de la vía entre Castejón y Alsasua (con ancho UIC) o bien incorporando el tercer carril y sobre todo aprovechando el trazado originario, mantenimiento adecuado, vigilancia adecuada y conservación adecuada. El cuento del corredor o del eje Atlántico-Mediterráneo que se dice aconseja la Unión Europea, no lo veo, porque ni Francia ni Portugal lo tienen en cuenta. Lo que sí es cierto es que el Tribunal de Cuentas de la UE ha pasado un informe al gobierno de España en el que básicamente dice que la Alta Velocidad en España es deficitaria, por varias cuestiones bien matizadas, y que solo entre Barcelona y Perpignan además de viajeros se transporta algo de mercancías. Lo demás es todo deficitario (AVE-TAV) y nos está costando muchos miles de millones de euros solo para las élites y los bolsillos de los grandes constructores (algunos corruptos).