Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Accidentada carrera con dos traslados al hospital

Los corredores presentaban múltiples traumatismos y otros seis mozos fueron atendidos en el punto fijo de la DYA

? |

María San Gil D. Olóriz/I. Porto/E. Sanz - Viernes, 17 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Dos de los animales tratan de escaparse por la ladera mientras el resto de la manada continúa con la carrera.

Dos de los animales tratan de escaparse por la ladera mientras el resto de la manada continúa con la carrera.

Galería Noticia

Dos de los animales tratan de escaparse por la ladera mientras el resto de la manada continúa con la carrera.Algunos corredores encaramados a las rocas para dejar paso al ganado.Uno de los mozos que fue trasladado al complejo hospitalario, antes de recibir el golpe.La vaca número 635, ‘Morica’, tras dar una voltereta en la cuesta final y justo antes de caer encima del corredor tirado en el suelo, al que la manada le pasó por encima.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

falces- El encierro de ayer de Falces fue un auténtico espectáculo para el espectador aunque no tanto para los corredores puesto que seis de ellos tuvieron que ser atendidos por la DYA en el punto fijo con heridas en extremidades debido a las caídas y otros dos fueron trasladados en ambulancia hasta el Complejo Hospitalario de Navarra con diversos traumatismos, aunque ninguno con cornada como en un primer momento se pensó.

Las vacas de Adrián Domínguez, de Funes, estuvieron a la altura de las expectativas y fueron correosas, bravas y muy fuertes. Tanto es así que algunos de los mozos habituales del encierro, los primeros en aparecer en la parte alta del recorrido, explicaban que anduvieron con problemas para llegar a la curva y apartarse. Y es que, si de normal el ganado llega en unos 30 segundos ese punto, las vacas hicieron su aparición ayer cuando el crono apenas marcaba 19 segundos.

Justo en esta zona, dos de los astados se abrieron camino por la ladera generando cierto pánico entre los allí presentes. Finalmente, y tras toparse con una especie de vallado, los dos animales recondujeron su camino y enfilaron el recorrido hasta el final.

Mientras tanto, sus hermanas habían continuado la carrera y una de ellas, la número 635 de nombre Morica, apareció como una auténtica exhalación en la curva final llevándose a todos por delante. Tanta era la rapidez y brusquedad con la que bajó que terminó dando una voltereta completa en mitad de la cuesta y acabó cayendo abruptamente contra algunos de los corredores.

La trepidante velocidad que marcaron los animales hizo que muchísimos mozos se cayeran y, de hecho, tres de ellos abandonaron el recorrido en camilla y otros dos tuvieron que ser ayudados para llegar hasta el puesto fijo de la DYA. Tras ser auscultados por los sanitarios, dos de ellos, uno con un fuerte dolor en el omoplato y otro corredor con diversos traumatismos, acabaron siendo trasladados a Pamplona.

A pesar de que las dos ambulancias se marcharon, la prueba de ganado pudo realizarse puesto que la DYA llevó otra ambulancia y el equipo médico no se trasladó a la capital navarra.

las opinionesIbai Iribarren, un joven falcesino, fue uno de los seis atendidos en el puesto fijo. Con la mano vendada y con dolor en el pie, explicaba que “he corrido arriba, siempre me pongo ahí y no he visto venir a la vaca, me ha arrollado”.

Por su parte, para el ganadero Domínguez, que reconoció que en la subida una de las vacas intentó escaparse pero el barranco la frenó, la carrera fue “bonita aunque accidentada”. Para la ocasión, explicaba, buscó ganado que tiende a hermanarse y mezcló vacas veteranas, conocedoras del recorrido como la protagonista de la voltereta, y jóvenes que nunca han ido a Falces para que vayan aprendiendo. “También buscamos que sean fuertes para que aguanten la cuesta aunque es cierto que si se escapan cuesta mucho más cogerlas que si son vacas más pequeñas”, puntualizaba.