El Reino Unido se aleja de la posibilidad de un ‘brexit suave’

La agencia de calificación crediticia Fitch cree que la economía británica irá a peor a medida que la salida de la UE se enquista

Viernes, 17 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

londres- La división política interna en el Reino Unido y el lento progreso en las negociaciones sobre el brexit hacen que la salida británica de la Unión Europea (UE) con una “transición suave” sea cada vez “menos probable”, advirtió ayer la agencia de calificación Fitch.

La firma mantiene la nota del Reino Unido en “AA” -sobresaliente-, con perspectiva negativa debido a la “incertidumbre política, económica e institucional” que ha provocado el brexit, y advierte de que la calificación se podría degradar si empeoran las expectativas financieras del país. Londres espera abandonar la UE el 29 de marzo de 2019 y abrir a partir de entonces un periodo de transición de unos 21 meses en los que seguiría integrado en las estructuras comunitarias.

Fitch considera que ese escenario, que evitaría una salida abrupta del mercado único y la unión aduanera europea, ya no es más probable que otras opciones, como había sostenido hasta ahora. “Un brexit sin acuerdo, áspero y perjudicial, es una posibilidad cada vez más material”, señala en un comunicado la agencia, que constata que el tiempo para que Londres y Bruselas alcancen un acuerdo “es cada vez menos” y ambas partes “siguen estando muy distanciadas” desde que las autoridades británicas optasen por el hard brexit.

Aún en el caso de que se llegue a un acuerdo, la “profunda división” sobre el brexit en el seno del Partido Conservador de la primera ministra británica, Theresa May, así como la disparidad de opiniones en el resto de fuerzas parlamentarias, complica la eventual aprobación de ese pacto en la Cámara de los Comunes.

¿un nuevo referéndum?“Cualquier acuerdo provocará previsiblemente confrontación y podría no recibir el respaldo parlamentario. Esto podría llevar a unas elecciones generales y a más debate sobre un segundo referéndum”, indican los analistas de Fitch.

La agencia no descarta, con todo, que el Gobierno británico y la UE lleguen a un acuerdo antes de la fecha límite del 29 de marzo.

Ese pacto podría estar basado en la propuesta británica, que ha pedido a la UE formalizar un espacio de libre comercio solo para mercancías, o bien podría tomar la forma de un pacto de mínimos inicial basado en las normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC), en vistas a ser ampliado después del brexit.

Los analistas de la firma de calificación también contemplan la posibilidad de que el Reino Unido decida mantenerse alineado con el mercado único y la unión aduanera comunitaria, e incluso ve viable que se retrase la fecha del brexit, aunque admite que se trata de una posibilidad “remota”. - D.N.