Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“El 17 de agosto empecé a correr y sigo corriendo”

Ana Cortés fue víctima del atentado yihadista cuando salía de la boca de metro

Viernes, 17 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

barcelona- Ana Cortés acababa de salir del metro en las Ramblas la tarde del 17A cuando oyó chillidos y pudo esquivar por poco la furgoneta de Younes Abouyaaqoub. Se refugió en el metro, donde tuvo que huir corriendo por la amenaza de bombas: “Salimos corriendo y hasta ahora sigo corriendo”.

Cortés, una de las víctimas del 17A asesorada por la Unidad de Atención y Valoración a Afectados por el Terrorismo (Uavat), expone ahora su vivencia de aquella fatídica tarde en una rueda de prensa en la que las víctimas han pedido a los políticos que, en los actos de homenaje, no utilicen su dolor, tras haberlas olvidado desde entonces. “Acababa de salir de la boca del metro, junto a la fuente de Canaletas (al principio de las Ramblas). Oí chillidos y vi a gente corriendo. Me giré y vi a la furgoneta a medio metro, ya pasando. Vi todo lo que hizo. Buscaba a los grupos de gente, la gente salía volando, parecían muñecos, me quedé paralizada”, dice.

Cortés vio a mucha gente sangrando, en el suelo, y a algunos muertos, en una imagen que todavía no se ha logrado quitar de la cabeza, al igual que el ruido de las sirenas, que todavía le persigue. “Los Mossos d’Esquadra empezaron a desalojar y a mí me tocó el metro. Cerraron todas las salidas. Pero al cabo de poco nos dijeron que teníamos que desalojar porque alguien comentó que había bombas en el metro (luego se comprobó que no era cierto). Pasamos mucho miedo, abrimos la puerta y salimos corriendo... y hasta ahora, sigo corriendo”, explica. Desde entonces, ha sufrido numerosos ataques de ansiedad, tiene miedo cuando va por la calle y oye sirenas o ve a gente corriendo y se siente una víctima más. “La gente me dice que tuve mucha suerte, pero que te lo digan cada día es duro: sí que tengo heridas, son internas, no se ven y cuestan mucho de curar”, lamenta. “Mentalmente sigo corriendo, tengo imágenes recurrentes, las sirenas son horribles, me da pánico ir por la calle y ver gente corriendo o gritando. Voy mirando siempre por todas partes”, describe.

En la rueda de prensa también ha expuesto su testimonio una mujer, Núria Figueras, que se encontraba en el paseo marítimo de Cambrils (Tarragona) cuando cinco de los yihadistas -que fueron abatidos- intentaron atropellar y luego apuñalar a las personas que se encontraban a su paso, mostrando chalecos explosivos, que resultaron ser falsos. “Íbamos cogidos de la mano con mi pareja. Cuando vimos a los terroristas, yo me tiré al suelo. Él resultó herido grave porque se puso delante mío para protegerme. Me salvó la vida”, recuerda la mujer.

El hombre fue trasladado al hospital en un camión de los bomberos y ella inició un peregrinaje burocrático, con declaraciones ante los Mossos esa misma madrugada, y ante representantes del Ministerio de Interior, con quien tuvo una mala experiencia porque, según ha afirmado, la trataron con muy poco tacto, cuestionando en todo momento su relato y situación. La mujer, que vio cómo los Mossos abatían a cuatro de los terroristas, se ha quejado de que, hasta que entró en contacto con la Uavat, nadie se interesó por su situación, ni les asesoró, ni les ofreció ayuda. - Efe

falta de ayuda de Instituciones y políticos

los afectados denuncian abandono

Dolor y tristeza. Ana Cortés explicó que varias víctimas de los atentados sienten “abandono” de los políticos y de las administraciones, y que han recibido atención necesaria gracias a las víctimas unidas en la Unidad de Atención y Valoración de Afectados por Terrorismo (Uavat). “Ha sido un año durísimo de miedos, dolor, soledad e incomprensión” para heridos, testigos y familiares, lamenta. Cortés llama a visibilizar a los afectados para evitar que vuelvan a ser olvidados después de la conmemoración del primer aniversario este viernes, y ha urgido a cambiar la normativa para que este viernes no acabe el plazo para pedir el reconocimiento de víctima.

en cifras

150

La Unidad de Atención y Valoración de Afectados por Terrorismo (Uavat) -impulsada por víctimas con apoyo del Ayuntamiento de Barcelona y la Diputación de Barcelona- ha atendido a 150 víctimas de los atentados del año pasado en Catalunya.

67,3

El 63,7% de las víctimas sigue requiriendo atención psicológica. El 89% de los 150 atendidos, tiene lesiones psicológicas.

13

Entre los atendidos hay 13 heridos físicos, 85 testigos directos, 37 indirectos -un amigo, nueve familiares, una pareja y 26 periféricos-, y 15 están pendientes de categorizar. También hay 89 personas con lesiones psicológicas y seis con físicas y psicológicas, entre las que el 43% ha evitado volver al lugar de los hechos, incluidas las ciudades,

Últimas Noticias Multimedia