Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Nasuvinsa convoca la II y III fase del plan de vivienda y reconoce que erró en la licitación

El Tribunal de Contratos la había declarado nula por no anunciarla en el Boletín Europeo, aunque ya estaba suspendida desde junio

Lola Cabasés Hita - Viernes, 17 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Vista de Entremutilvas, uno de los emplazamientos de las futuras viviendas.

Vista de Entremutilvas, uno de los emplazamientos de las futuras viviendas. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

Vista de Entremutilvas, uno de los emplazamientos de las futuras viviendas.

pamplona- Nasuvinsa convocará en breve varios concursos para adjudicar la redacción de todos los proyectos que quedan del plan de vivienda de alquiler social (fases II y III), el denominado programa Navarra Social Housing, después de subsanar los errores cometidos en la licitación de la II fase del plan. El director gerente de Nasuvinsa, José Mª Aierdi, reconoció ayer que la empresa pública cometió un error en el pliego de condiciones, al no publicar el concurso de la II Fase en el Boletín Oficial de las Comunidades Europeas, y anunció que la nueva convocatoria incluirá la totalidad de los lotes de viviendas que el Gobierno se ha propuesto emprender en esta legislatura, es decir las 524 previstas en el programa.

El pasado 1 de agosto, el Tribunal Administrativo de Contratos de Navarra declaró nulo el procedimiento de licitación para la redacción de los proyectos de los siete lotes de vivienda previstos en la II Fase del Plan por no haberse publicado en dicho boletín europeo. El tribunal se percató del error ante la consulta formulada por equipos de arquitectura que habían concurrido a este concurso que, cabe recordar, ha sido objeto de anulación en dos ocasiones y que ahora está aún sin licitar definitivamente.

Se da la circunstancia de que la anulación por parte del tribunal se ha producido cuando el concurso, que ya había anulado Nasuvinsa en el mes de junio, estaba aun sin convocar de nuevo. El gerente de Nasuvinsa explicó que el error está siendo subsanado y que el objetivo ahora es sacar la licitación para la redacción de los proyectos en los próximos días con el fin de poder adjudicarlos este otoño (tras un mes de plazo para presentar las propuestas) de manera que las obras de construcción puedan adjudicarse en el primer semestre de 2019.

El cúmulo de errores que se han suscitado en la tramitación del concurso de proyectos de la II Fase aconseja realizar convocatorias para cada uno de los lotes y “evitar, de este modo, que su hubiera recursos éstos no incidan en el conjunto de los lotes”, explicó Aierdi quien precisó que estos errores conllevarán un retraso de 8 meses respecto de las previsiones iniciales.

El plan de viviendas que incluyen medidas de ahorro energético y están destinadas al alquiler contempla la construcción de 524 viviendas, de las que ya se adjudicó la redacción de los proyectos de las 185 de la I Fase así como el de otras 47 previstas en Azpilagaña (Pamplona). En esta nueva convocatoria, se licitarán los proyectos para las 292 viviendas restantes hasta completar el plan, precisó ayer Aierdi. El pasado mes de junio la sociedad pública Nasuvinsa solicitó al Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Navarra anular la licitación de la II Fase que prevé 283 viviendas públicas, debido a que las propuestas presentadas no se ajustaban a las normativas de habitabilidad ni a las municipales de edificabilidad y ordenamiento urbanístico. Esta anulación suscitó malestar en el Colegio de Arquitectos (COAVN) porque las explicaciones dadas por Nasuvinsa no dejaba en buen lugar la labor de los profesionales. A este concurso concurrieron 46 equipos que presentaron 65 proyectos para los 283 pisos.

dos anulacionesEste concurso fue objeto de 17 reclamaciones presentadas por los equipos de arquitectos que alegaron errores en el procedimiento. Se valoraron las propuestas, se abrieron las ofertas económicas y al consultar con los ayuntamientos se detectó que había proyectos que no se ajustaban a los ordenamientos municipales. Nasuvinsa optó en junio por anular el concurso que estaba aun en trámite “con el objetivo de evitar la inseguridad jurídica que se cernía sobre su resolución definitiva”, explicó entonces la empresa pública.

Esta fue la segunda vez que el concurso se interrumpía. La anterior fue nada más convocarlo, en diciembre de 2017. Entonces, la causa fueron discrepancias planteadas por el Colegio de Arquitectos Vasco-Navarro (COAVN) ante las exigencias derivadas del estándar de ahorro energético (Passivhaus). La negociación con los arquitectos aconsejó modificar el pliego e incluir propuestas de los arquitectos, como ahora que también ahora se va a tener en cuenta al COAVN, aseguró José Mª Aierdi.