Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
EN 2013 HUBO 20

Sigue la tendencia a la baja en brotes de intoxicaciones alimentarias, con 8 en 2017

Salud Pública lo atribuye a una mejor educación sanitaria en la conservación de alimentos y a mayores controles
Primaria atiende 1.236 gastroenteritis hasta julio

M. Pérez Fermín Sagüés Guerendiain - Viernes, 17 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Larva de anisakis

Larva de anisakis

Galería Noticia

Larva de anisakis

pamplona- El pasado año se registraron en Navarra 8 brotes epidémicos por intoxicación alimentaria, dos más que en 2016 y un 60% menos que el dato que se obtuvo en 2013, cuando hubo 20. Una tendencia “descendente” que, desde la sección de Enfermedades Transmisibles y Vacunaciones del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, achacaron a “una mejor educación sanitaria sobre la conservación de los alimentos en las casas y a que los controles de salud alimentaria son cada vez mayores”.

En la Comunidad Foral durante el año 2017 se notificaron 2.844 casos de gastroenteritis aguda atendidos en Atención Primaria. Esta patología, explicaron, es “una inflamación de la mucosa gástrica e intestinal, habitualmente de causa infecciosa, que cursa con un cuadro de diarreas que suele acompañarse de náuseas, vómitos, fiebre y dolor abdominal”. La sintomatología y la gravedad, indicaron las mismas fuentes, dependen “fundamentalmente del germen causante de la enfermedad y de las características del paciente, como la edad, enfermedades previas y el estado inmunitario”, si bien “normalmente se curan espontáneamente en un periodo de 3 a 5 días”. Son numerosos los agentes causantes de las gastroenteritis infecciosas, si bien se pueden agrupar en virus, bacterias y protozoos. De los 2.844 casos del pasado año se encontró la causa en 1.525, siendo el agente más frecuente el Campylobacter, con el 44%;seguido del Rotavirus, con el 21%;de la Salmonella, con el 16%;y de la Giardia lamblia, con el 13%. Por edades, el más frecuente en menores de 5 años fue el Rotavirus y en las edades superiores, el Campylobacter.

En los seis primeros meses de este año, Atención Primaria ha atendido 1.236 casos de gastroenteritis aguda -un 5,43% menos que en el mismo periodo del año anterior-, de los cuales se encontró el agente causal en el 66,1% de los pacientes -porcentaje similar al obtenido en el mismo intervalo de tiempo de 2017-. Así, el germen más frecuente este año sigue siendo el Campylobacter, con el 45% de los casos;seguido del Rotavirus, con el 26%;la Salmonella, con el 15%;y la Giardia lamblia, con el 8%.

Desde Salud Pública, señalaron que las gastroenteritis agudas pueden transmitirse al hombre “por contacto directo con personas o animales infectados y por el consumo de alimentos o agua contaminada”. Por ello, algunas “son toxiinfecciones o intoxicaciones alimentarias”.

más en otoñoDestacaron que las gastroenteritis, al contrario de lo que se suele pensar, “son más frecuentes en el último trimestre del año. Presentan una estacionalidad con la mayor incidencia en otoño y menor incidencia en verano, lo que sugiere una etiología predominantemente viral y relacionada con el retorno de las vacaciones y el inicio de la actividad escolar”. Así, la incidencia por trimestres en 2017 fue de 729, 578, 551 y 986 casos.

En esta línea, comentaron también que “algunas toxiinfecciones cursan como brotes por la ingestión de un alimento o agua contaminada por un grupo de población determinado (familiar, escolar, restauración...)”. Sin embargo, para prevenir las toxiinfeciones alimentarias el Instituto de Salud Pública “realiza anualmente entre 4.000 y 5.000 inspecciones en establecimientos e industrias alimentarias, se analizan alimentos y, si procede, se incoan expedientes sancionadores y apercibimientos para la adopción de medidas correctoras”.

En los controles comprueban el cumplimiento de los requisitos de higiene alimentaria establecidos en las normativas europeas y estatales, además de someter a controles sanitarios a todos los animales sacrificados en Navarra. De este modo, el sistema de control de la seguridad alimentaria “ayuda a informar y a proteger a la población de los peligros evitables relacionados con los alimentos, y gestiona la retirada de los alimentos que no son seguros”, dijeron.

Desde Salud Pública incidieron en el papel que juega el consumidor en la fase final de la cadena alimentaria: “Resulta de gran importancia que en su opción de compra y en sus hábitos alimentarios contribuya a mantener el nivel y las garantías de inocuidad alcanzados en las fases previas”. En este sentido, recordaron “la importancia de leer con detenimiento la información de las etiquetas de los alimentos, la información nutricional que permite seguir una dieta sana y saludable, y seguir estrictamente las instrucciones sobre las condiciones de conservación, fechas de caducidad e instrucciones de elaboración”.

apuntes

¿Qué causa las gastroenteritis? Desde Salud Pública explicaron que “son numerosos los agentes causantes de las gastroenteritis infecciosas” y que estos se pueden agrupar en: virus (fundamentalmente Rotavirus, y con menor frecuencia, Adenovirus, Calicivirus, Astrovirus...);bacterias (Salmonella, Campylobacter, Shigella, Aeromonas, Yersinia);y protozoos (Cryptosporidium, Giardia lamblia). Estos gérmenes, según indicaron, “van a producir la gastroenteritis aguda alterando la absorción y secreción de agua y electrolitos a nivel intestinal, pudiendo originar la deshidratación del enfermo”.

Tratamiento. Desde Salud Pública indicaron que el tratamiento “depende del germen causante”. No obstante, recomendaron que “el paciente debe lavarse cuidadosamente las manos antes de manipular alimentos, antes de comer y después de ir al baño. Cuando se trate de pacientes que manipulen alimentos de forma profesional, se les debe excluir del trabajo”. El tratamiento, según apuntaron, “consiste fundamentalmente en rehidratar al enfermo y, en general, no se deben dar tratamientos antimicrobianos”. En caso de brote, Salud Pública debe investigar cuál ha sido el alimento fuente de infección e impedir su consumo.

inspecciones

4.000

Salud Pública hace al año más de 4.000 inspecciones a establecimientos e industrias alimentarias.