Izaskun Osés, medallista en los Juegos de Río

Un regreso muy esperado


Mikel Pérez Agúndez - Sábado, 18 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Izaskun Osés, en los Juegos Paralímpicos de Río.

Izaskun Osés, en los Juegos Paralímpicos de Río.

Galería Noticia

Izaskun Osés, en los Juegos Paralímpicos de Río.

PAMPLONA- Tras casi dos años alejada de las pistas, la atleta paralímpica Izaskun Osés volverá a competir a alto nivel y lo hará en el Europeo de Berlín.

La perseverancia sin duda forma parte del carácter de esta atleta de 34 años que, después de lograr la medalla de bronce en los 1.500 T13 (discapacidad visual) metros en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro y dos platas en el Europeo de Grosseto (Italia) ha estado aproximadamente dos años en el dique seco.

Una fractura en el pie, la cual le tuvo alejada de las pistas seis meses después de recaer varias veces, fue la primera causante de la larga ausencia. Posteriormente, Osés se quedó embarazada, lo que alargó más la vuelta de la navarra a la alta competición.

El próximo martes 21 (18.15) Osés competirá en la final del Europeo Paralímpico de 1.500 metros (T13), una cita para la que lleva preparándose a fondo y más intensamente que nunca. “Mi objetivo principal era llegar hasta aquí y competir”.

La deportista navarra no quiere ponerse metas fijas, “ir ya es mucho, después del embarazo y todo lo que he pasado. El objetivo es estar adelante e intentar mejorar mi marca”.

Osés ha experimentado cuán dura es la vuelta a la competición de más alto nivel después de estar sin entrenar tanto tiempo. Para la navarra, volver a un torneo de estas características supone volver a su hábitat natural. “Ha sido muy duro el camino hasta llegar aquí. Supone mucho sacrificio y esfuerzo entrenar para estar al nivel después de todo lo que he pasado. Para llegar en plena forma a un torneo de estos tienes que estar entrenando desde el día uno. Tenía muchas ganas, quizá es muy pronto pero tengo muchísima ilusión”.

LA COMPETICIÓN SIEMPRE EN MENTE

Para cualquier deportista, el hecho de estar fuera de competición durante dos años hubiera hecho plantearse la retirada. Para Osés nunca fue una opción, “no he parado en ningún momento. Cuando tuve la lesión entrenaba como podía, en agua, en elíptica... Jamás he pensado en abandonar. Las lesiones son algo con lo que cuentas y el embarazo también era esperado. Por tanto sabía que estaría tiempo fuera, entraba en mis planes y lo tenía organizado”.

La atleta pamplonesa remarca la dificultad de compatibilizar el ser madre con los entrenamientos. “La preparación para estar en el Europeo no ha sido más dura que otras veces. De hecho, los entrenamientos no han sido excesivamente exigentes, al nivel de antes, porque era imposible. Lo verdaderamente complicado ha sido la conciliación. Compatibilizar la lactancia con los entrenamientos es muy complicado”, afirma Osés.

“Intentaré estar lo más adelante porque llego bastante en forma aunque un poco justa de competiciones, conseguir una medalla sería lo máximo”.

España intentará mejorar los resultados del pasado Europeo donde la delegación hispana logró 7 metales.

La representación española para este torneo en Berlín estará formada por 44 atletas paralímpicos. La Federación que más deportistas alberga es la de ciegos, de la cual acuden 22 con discapacidad visual y 9 guías. A la cita, que comienza el día 20 y finaliza el 26, también acuden 7 atletas con discapacidad física, 5 con parálisis cerebral y otro con discapacidad intelectual.