Villa de Zarautz

No es invencible

Artola-Albisu jugarán la final tras vencer a Altuna, que no tuvo su mejor día, y Zabaleta, en un partido con muchos fallos

Jon Viedma Carrera / Gorka Estrada - Sábado, 18 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Jokin Altuna, superado ayer en el frontón Aritzabatalde de Zarautz.

Jokin Altuna, superado ayer en el frontón Aritzabatalde de Zarautz. (G.E.)

Galería Noticia

Jokin Altuna, superado ayer en el frontón Aritzabatalde de Zarautz.

PAMPLONA- Jokin Altuna no es invencible. El delantero de Amezketa, que parece estar tocado con una varita desde que se hizo con la txapela del Manomanista a finales del pasado mes de mayo, tuvo ayer uno de sus peores días en la época estival. En su tercer partido en tres días -jugó el miércoles en Labastida y el jueves en Tafalla-, se enfrentaba a la semifinal del Villa de Zarautz, el cuarto campeonato oficial del verano. Y pinchó.

Hacía mucho tiempo que el delantero de Aspe no presentaba unas estadísticas negativas en un partido. Tan solo 4 tantos y 6 errores, unos guarismos erráticos y eso que apenas entró en juego -dio 76 pelotazos a buena, más de 50 menos que su compañero, Zabaleta-.

El de ayer fue un duelo de zagueros. Tanto Altuna como Artola no estuvieron bien, aunque el de Asegarce, muy fallón, al menos también estuvo acertado en el remate, llegando a conseguir terminar una decena de tantos.

Comenzó bien el de Alegia, fino en el remate y muy acertado con el saque, bombeándolo mucho para evitar el resto de aire y exigiendo a Zabaleta a restar casi sin sitio apostado en el rebote del frontón de Zarautz.

Dominando desde el principio tanto en la cancha como en el marcador, azules tomaron distancia pronto hasta el primer descanso obligado -5-12-.

Sin embargo, una falta de saque de Artola, que pasó la línea que marca el cuadro 7, dio la oportunidad a azules de cambiar el material. Fue entonces el mejor momento de colorados, donde Zabaleta, muy serio en todo el partido, dominó, y Altuna demostró que, aunque en un mal día, es siempre peligroso.

Se acercaron colorados hasta el 13-16, pero un gancho de Artola, que en ese tramo tiró demasiadas pelotas al colchón, cortó con el conato de remontada. El guipuzcoano finiquitó el encuentro ayudado por un Altuna que, como epílogo de su mal día, se quedó corto con el saque.

Artola-Albisu lucharán el domingo con Irribarria-Rezusta por el primer título del verano para Asegarce, cuyas parejas no han logrado vencer todavía en un campeonato estival.

Más sobre Pelota

ir a Pelota »

Últimas Noticias Multimedia