Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
audiencia provincial de navarra

2,5 años de cárcel por amenazar de muerte a 3 testigos antes de un juicio

Confirman la pena al acusado, que les dijo “estáis muertos”, por lo que no declararon en su contra

Enrique Conde - Sábado, 18 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Fachada principal del Palacio de Justicia de Pamplona.

Fachada principal del Palacio de Justicia de Pamplona. (Oskar Montero)

Galería Noticia

Fachada principal del Palacio de Justicia de Pamplona.Fachada del Palacio de Justicia de Pamplona.

pamplona- La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Navarra ha confirmado una condena de 2,5 años de prisión y una multa de 1.800 euros por un delito de obstrucción a la justicia a un hombre que amenazó de muerte a tres testigos que iban a declarar en su contra en un juicio penal. Los mensajes amenazantes que profirió el acusado los dirigió hacia los testigos en el propio pasillo de la sala de vistas del Palacio de Justicia de Pamplona y en presencia de dos agentes de la Policía Foral. El juez de lo Penal 4, encargado de juzgar aquel procedimiento, suspendió la vista que se iba a celebrar y mandó al procesado directamente a prisión preventiva. Cuando finalmente se celebró el juicio, los testigos cambiaron la versión inicial que habían proporcionado de los hechos. En un caso restó importancia a la actuación del acusado, en otro dijo no recordar nada de lo sucedido y el tercer testigo ni siquiera se presentó al juicio. Por ello, el juzgado de lo Penal número 2 ya había condenado al acusado por obstruir la labor de la Justicia debido a que las amenazas consiguieron su objetivo de infundir tal temor a los testigos como para que cambiaran su versión. El encausado está diagnosticado de síndrome de dependencia de cannabidoides y trastornos mixtos y otros trastornos de la personalidad. La Audiencia confirma ahora la condena impuesta, por lo que el acusado seguirá en la cárcel hasta que cumpla la mitad de la pena impuesta. La sentencia no es firme, ya que puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo.

La Sala desestima el recurso presentado por el acusado, que negaba que los hechos hubieran quedado acreditados. Para ello tiene en cuenta lo declarado en el acto del juicio por dos agentes de la Policía Foral que depusieron en la vista. Ambos agentes declararon que el acusado se dirigió a quien estaban esperando en juicio y les dirigió la expresión “estáis muertos”, con la intención de que no declararan en su contra. Añadió uno de los policías forales que los testigos le dijeron que no iban a declarar, que tenían miedo, así como que el acusado les había dicho que “les iba a meter en un ataúd”, refiriendo que los testigos quedaron amedrentados y afectados.