Desalojan ‘Maravillas’ entre fuertes protestas y lo vuelven a okupar

La intervención se saldó sin detenciones, con 22 identificados y 2 heridos - 5 horas después de retirar el perímetro policial, jóvenes del gaztetxe regresaron al inmueble

Mikel Bernués - Javier Bergasa/Unai Beroiz - Sábado, 18 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Momento en el que los jóvenes abren la puerta para volver entrar al Palacio Marqués de RozalejoVER VÍDEOReproducir img

Momento en el que los jóvenes abren la puerta para volver entrar al Palacio Marqués de Rozalejo. Vídeo: DIARIO DE NOTICIAS / Foto: JAVIER BERGASA

Galería Noticia

Momento en el que los jóvenes abren la puerta para volver entrar al Palacio Marqués de RozalejoReproducirCentenares de jóvenes celebran la okupación del Marqués de Rozalejo, en la plaza Navarrería, ayer a las 19:30 horas.Una de las cargas policiales en la confluencia entre la calle Aldapa y la calle Cuesta del Palacio, el punto más conflictivo ayer.Balas en el suelo a la altura del número 10 de la calle del Carmen.Manifestantes corren ante la presencia policial, de nuevo en Aldapa.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

GaleríaKalejira y nueva okupación del palacio de Rozalejo

  • Kalejira y nueva okupación del palacio de Rozalejo. EFE
  • Kalejira y nueva okupación del palacio de Rozalejo. EFE
  • Kalejira y nueva okupación del palacio de Rozalejo. EFE
  • Kalejira y nueva okupación del palacio de Rozalejo. EFE
  • Kalejira y nueva okupación del palacio de Rozalejo. EFE
  • Kalejira y nueva okupación del palacio de Rozalejo. EFE
  • Kalejira y nueva okupación del palacio de Rozalejo. EFE
  • Kalejira y nueva okupación del palacio de Rozalejo. EFE
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

GaleríaDesalojo del Palacio del Marqués de Rozalejo

  • Desalojo del Palacio del Marqués de Rozalejo. EFE
  • Desalojo del Palacio del Marqués de Rozalejo. EFE
  • Desalojo del Palacio del Marqués de Rozalejo. EFE
  • Desalojo del Palacio del Marqués de Rozalejo. EFE
  • Desalojo del Palacio del Marqués de Rozalejo. EFE
  • Desalojo del Palacio del Marqués de Rozalejo. EFE
  • Desalojo del Palacio del Marqués de Rozalejo. EFE
  • Desalojo del Palacio del Marqués de Rozalejo. EFE
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

pamplona- No fue pacífico ni ordenado. Tampoco hubo margen para el diálogo. Agentes de Policía Foral y Policía Nacional desalojaron ayer el Palacio del Marqués de Rozalejo, okupado como el gaztetxe Maravillas desde el pasado mes de septiembre. La intervención comenzó de madrugada y se prolongó durante algo más de nueve horas, cinco de desalojo y cuatro más con el acceso a la plaza de Navarrería vetado mientras se sellaban las entradas al inmueble. No hubo detenciones, se identificó a 22 personas en el interior del inmueble y dos manifestantes fueron trasladados en ambulancia al Complejo Hospitalario después de las cargas policiales -al menos dos- registradas entre las calles Aldapa y Cuesta del Palacio, el foco de mayor tensión a lo largo de la mañana.

La plaza de Navarrería recuperó la normalidad a las 14.15 horas, cuando se retiró el cordón policial. Y apenas cinco horas más tarde -nueve desde que finalizó el desalojo-, después de que la Asamblea del Gaztetxe se reuniera en la Plaza del Castillo y partiera a continuación en kalejira por las calles del Casco Viejo, los jóvenes regresaron al lugar... y lo okuparon de nuevo. Vuelta a empezar. La noche ha transcurrido sin incidencias y los okupas se mantienen en el lugar.

Una portavoz del movimiento ha manifestado a Euskadi Irratia que "la noche ha sido tranquila. No ha habido presencia policial y si mucha gente que se ha acercado, incluso desde otros puntos de Euskal Herria".

El dispositivo policial para el desalojo, siguiendo la orden judicial, arrancó sobre las 4.45 horas de la madrugada, cuando alrededor de 60 agentes de las áreas de Seguridad Ciudadana e Investigación Criminal de Policía Foral, en coordinación con efectivos de Policía Nacional, accedieron a la plaza de Navarrería y establecieron un perímetro de seguridad en la zona “que permitiera el normal desarrollo del desalojo”. Nadie podía entrar, con contadas excepciones para vecinos o peregrinos.

Minutos antes de las cinco de la madrugada los agentes accedieron al inmueble y fueron liberando a la veintena de personas encadenadas “a bidones de hormigón, balcones o incluso una red colgada en altura en la fachada del edificio. Conforme quedaban liberados, eran identificados y se les permitía abandonar el lugar”, explicaba el Gobierno de Navarra en un comunicado oficial. Un desalojo efectuado “con normalidad” y ante la “resistencia pasiva” de algunas personas en su interior, comentaba por su parte la Policía Foral.

A las nueve de la mañana quedaba un último inquilino encadenado en el interior del edificio, y a las 10.15 finalizó el desalojo con un saldo final de 22 personas identificadas, 4 de ellas menores de edad que fueron recogidas por sus padres o tutores. Las filiaciones de los jóvenes involucrados se añadieron a la documentación gráfica que se remitiría después al Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona, que sigue desde septiembre la causa abierta contra cinco jóvenes tras la primera okupación de Rozalejo.

cargas en la calle aldapaRuidos de cacerolas, silbidos, gritos de apoyo a los okupas que permanecían en el interior del edificio y fuertes críticas e insultos a Policía, Gobierno de Navarra y Geroa Bai se sucedieron en el Casco Viejo de Pamplona desde la madrugada y hasta mediodía. Con la plaza de Navarrería acordonada, los manifestantes se concentraron en las zonas limítrofes;junto a la Catedral, en la calle del Carmen, en Aldapa o en Mercaderes. Hasta donde el cordón policial permitía.

Al margen de algún conato de carga junto a la Catedral o en la confluencia de Mercaderes con Estafeta, Aldapa aglutinó los momentos de mayor agitación, con varias cargas policiales y un parte oficial de dos heridos. En la calle del Carmen el nerviosismo también se elevó más de la cuenta cuando los manifestantes encontraron varias balas esparcidas por el suelo, que la propia Policía Foral recogió después. Y la sede de EAJ/PNV en la calle Zapatería fue blanco de las iras y los huevos de los manifestantes en horario de mañana y por la tarde.

edificio con múltiples accesosUna vez finalizado el desalojo, técnicos del servicio de Patrimonio del Gobierno de Navarra (responsable del edificio) junto con operarios, se personaron en el Palacio del Marqués de Rozalejo para sellar sus múltiples accesos, tanto a pie de calle como en las alturas. Soldaron puertas y ventanas y pasadas las dos de la tarde dieron por finalizado su trabajo. Pero no fue suficiente. A lo largo de la tarde algún joven volvió a colarse en el edificio, desde el interior llegó hasta la puerta, desbarató con una radial el trabajo previo de los operarios y volvió a abrir el gaztetxe Maravillas de par en par.