La asamblea de 'Maravillas' anuncia que el proyecto seguirá adelante

La promesa de continuar luchando se hizo realidad con la reokupación del espacio tras las sentadas y kalejira

Sábado, 18 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h

La asamblea tuvo lugar a las seis de la tarde en la Plaza del Castillo.

La asamblea tuvo lugar a las seis de la tarde en la Plaza del Castillo. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

La asamblea tuvo lugar a las seis de la tarde en la Plaza del Castillo.La segunda sentada de la tarde ante la Policía Nacional se realizó en la calle Estafeta. Fotos: Javier Bergasa

pamplona- El proyecto Maravillas seguirá adelante. A pesar de lo ocurrido durante la madrugada del viernes, en la que la policía actuó para desalojar a los okupas del gaztetxe, ayer en una asamblea convocada en la Plaza del Castillo, tras la cual volvieron a okupar el edificio de Rozalejo, las consignas quedaron claras. Su principal foco de crítica se centró en la actuación del Gobierno en un desalojo “para nada ordenado y pacífico”.

En lo referente a los actos de movilización de protestas, recordaron que el próximo 25 de agosto personas tanto de Navarra como de la CAV se unirán en una manifestación conjunta en favor de sus derechos. También tuvieron lugar los agradecimientos dirigidos a todas aquellas personas que se acercaron a la plaza de Navarrería para defender su espacio. “Este es un proyecto al que no vamos a renunciar, vamos a seguir saliendo a la calle y vamos a luchar. Esto con un desalojo no lo van a parar, esto es un pueblo y un barrio organizado”, señaló un portavoz de la asamblea horas después de la ocurrido.

Y es que no tardaron mucho tiempo en volver a la carga. Tras la asamblea iniciaron una kalejira con la intención de finalizar en la sede de Geroa Bai, pero la presencia de la Policía Nacional creó varios momentos de tensión, por ejemplo a la altura de la calle San Miguel. Incluso hubo alguna sentada en la calle Estafeta y en los alrededores de la catedral. Finalmente, se dirigieron a la plaza de la Navarrería, donde reanudaron la okupación. - Iosu Enguita