Final Villa de Zarautz

Artola-Albisu, la esperanza


Jon Viedma Carrera / Gorka Estrada - Domingo, 19 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Artola golpea una pelota ante la mirada de Albisu y Zabaleta, el pasado viernes en Zarautz.

Artola golpea una pelota ante la mirada de Albisu y Zabaleta, el pasado viernes en Zarautz. (G.E.)

Galería Noticia

Artola golpea una pelota ante la mirada de Albisu y Zabaleta, el pasado viernes en Zarautz.

PAMPLONA- Iñaki Artola y Jon Ander Albisu son la esperanza de Asegarce. La pareja es la primera de la promotora bilbaína que se mete en la final de un torneo veraniego de entidad, tras disputarse ya los campeonatos de San Fermín y de Virgen Blanca.

En la feria pamplonesa, Aspe copó la final con Irribarria-Zabaleta y Ezkurdia-Rezusta, que terminaron siendo los campeones. En la alavesa, también completa con binomios de la empresa eibartarra, estos últimos perdieron ante Altuna III-Zabaleta. Incluso en Labastida, una feria de menor categoría, Altuna III-Martija fueron los campeones ante Bengoetxea VI-Albisu. La única consolación para Asegarce llegó el 7 de julio, con la txapela de Oinatz en el 4 y 1/2 de San Fermín.

Esta tarde, seis semanas después, la empresa bilbaína podrá hacerse con un nuevo título tras dos torneos de vacío, debido a la tiranía de los dos zagueros más potentes del cuadro: Rezusta y Zabaleta. Los dos guardaespaldas han completado hasta ahora todas las finales.

Sin embargo en Zarautz se ha conseguido meter en la lucha por el título un Albisu que consiguió ganarle la partida el pasado viernes a Zabaleta. El de Ataun cuajó una buena actuación, seguro en el golpe y dominando al navarro. Junto con un Artola que hizo y deshizo, vencieron a Altuna III-Zabaleta, que a pesar de estar cuajando un gran verano no tuvieron su día.

Esta tarde en el Aritzbatalde de Zarautz, la pareja de Asegarce tendrá que luchar con Irribarria-Rezusta, precisamente la misma pareja con la que también se verán las caras el próximo martes en la final por equipos del Torneo Bizkaia.

La pareja de Aspe, armada de una potencia y golpe incontestables, llegan a la final tras vencer por un claro 22-13 a Olaizola II-Imaz en semifinales.

Más sobre Pelota

ir a Pelota »