Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

250 personas en el homenaje a Rosario Malón en Uncastillo

Los restos de la vecina asesinada en el 36 fueron entregados a su familia y enterrados en Pinsoro (Zaragoza)

M. Zozaya - Domingo, 19 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Los sobrinos de Rosario Malón, en el acto público.

Los sobrinos de Rosario Malón, en el acto público.

Galería Noticia

Los sobrinos de Rosario Malón, en el acto público.

Pamplona- Los restos de la joven Rosario Malón Pueyo, vecina de Uncastillo (Zaragoza) asesinada por los falangistas en agosto de 1936, llegaron ayer a Pinsoro donde quedaron enterrados junto a los de su hermano Mariano.

Antes, en el Ayuntamiento de Uncastillo tuvo lugar el acto público de homenaje que reunió a cerca de 250 personas de la comarca y representantes municipales de Ejea de los Caballeros, Sádaba y Sos del Rey Católico entre otras localidades que arroparon a los tres sobrinos de Rosario: Mariano, Francisco y Lourdes, descendientes de una de las familias más masacradas en la villa tras el golpe militar.

“Todas las familias se lo merecen, pero ésta se lo merecía todo porque su implicación ha sido brutal;nos han ayudado en lo que hemos necesitado desde el principio”, reconocía Javier Ruiz, uno de los miembros fundadores de Charata, (Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Uncastillo ) que localizó en 2017 los restos. Lo compartía y expresaba su orgullo y satisfacción por el buen desarrollo de la jornada su presidenta, Mari Carmen Ríos.

No en vano, la asociación, que cuenta en la actualidad con cerca de 60 miembros, lleva trabajando desde 2007, año de su fundación.

impulsoComenzaron a investigar de cero y en el año 2010 levantaron el monolito en el cementerio en recuerdo de las 144 personas de Uncastillo asesinadas. Después, paso a paso, han hecho su labor, contando con ayudas públicas y el impulso del respaldo institucional. “Las exhumaciones son muy costosas”, subraya Ruiz, arqueólogo.

La de Rosario Malón, recalca, ha sido además dura. “Un trabajo de mucha gente, entre antropólogos, arqueólogos, técnicas, y voluntariado por las Peñas de Santo Domingo, un pico a 1.500 metros de altura con inmensas praderas.

Allí se refugiaron Rosario y Lourdes junto a su padre, Francisco y su hermano, Mariano, y allí les dieron muerte el 20 de agosto del 36. A su madre ya la habían matado el día 2 en Luesia.

Muerto el padre de agotamiento y pena en diciembre, sólo quedó Mariano. La historia terrible de la familia Malón Pueyo es la de la cruel represión que sufrió Cinco Villas en el 36.