desalojo y nueva okupación de rozalejo

El gobierno paraliza el desalojo del gaztetxe para “garantizar la seguridad”

Solana explicó que la suspensión responde a la “gravedad” de la situación, ya que había menores
Añade que el Ejecutivo no renuncia a su proyecto para el edificio

Marivi Salvo / Javier Bergasa - Domingo, 19 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

La portavoz del Gobierno de Navarra, María Solana.

La portavoz del Gobierno de Navarra, María Solana. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

La portavoz del Gobierno de Navarra, María Solana.

“El número de menores era alto, nos preocupaba muchísimo, y repetir un desalojo habría tenido, seguro, efectos negativos” “Nos hemos ofrecido a mediar, pero siempre que haya garantías para una salida”

PAMPLONA- La portavoz del Gobierno de Navarra, María Solana, anunció ayer que el Ejecutivo ha paralizado el desalojo del gaztetxe de Marqués de Rozalejo para garantizar la seguridad y “ante la gravedad de la situación” que se había generado. Solana explicó que ayer al mediodía el Gobierno foral presentó ante el juzgado una solicitud para la “suspensión cautelar de la orden de desalojo”, con el objetivo de buscar “el tiempo necesario” para “preservar y asegurar el mantenimiento de la seguridad ciudadana”, petición que, no obstante, el juez zanjó con el archivo de la causa. Solana, quien no consideró “un error” el desalojo del edificio y defendió que el viernes se pusieron “los medios” para su cierre, añadió que, a futuro, el Ejecutivo “no renuncia de ninguna manera” a su idea de ubicar en el palacio de Navarrería el Instituto de la Memoria, un proyecto al que van a ir dando forma en los próximos meses.

En rueda de prensa, Solana explicó que “en la defensa de los intereses generales”, el Ejecutivo entendió que “en este momento” debe “prevalecer el de la seguridad ciudadana” sobre “la defensa de un bien de titularidad pública” (Rozalejo es propiedad del Gobierno desde 2005), pero que ello “no supone en ningún caso” renunciar a tal defensa. Afirmó también que “ante la dificultad de mantener los efectos del desalojo” (como se sabe el palacio fue reokupado el viernes cinco horas después de su desalojo), el Gobierno ha querido optar por esperar y trabajar, mientras, en el desarrollo de proyecto para el edificio. “Parecía que la suspensión del desalojo nos brindaba una formula mejor para darnos tiempo”, dijo.

La portavoz quiso precisar que la solicitud de suspensión al juez se había formalizado por cuestiones de seguridad ciudadana, dada la presencia “de muchísimos menores, no solo dentro sino en el entorno” del palacio, y añadió que no se pretendía “una retirada de la denuncia” por parte el Ejecutivo, pero “el juez entiende otra cosa y decide archivar la causa”, dijo.

CUATRIPARTITO "SIN SINTONÍA"

Solana lamentó la “falta de sintonía” que en las últimas horas ha habido en el seno del Cuatripartito. Ayer por la mañana las 4 formaciones se reunieron para abordar el futuro del edificio como Instituto de la Memoria, pero, según dijo, cada uno fue “con una posición marcada de antemano” y “no hemos tenido una respuesta ni satisfactoria ni no”.

Respecto a la posibilidad de retomar el diálogo con los representantes del gaztetxe Maravillas, Solana indicó que “ayer nos ofrecimos a mediar y lo haremos siempre” que haya “garantías para encontrar una salida”, pero añadió que el Gobierno foral no va a asumir competencias que no son suyas, en alusión al Ayuntamiento de Pamplona “que es el que ha suspendido la actividad”. En este sentido, opinó que “todos tienen responsabilidad, las fuerzas del cuatripartito, las personas que han decidido entrar a ocupar un edificio público, y no se puede pretender hacer ver que la responsabilidad es solo de una parte”. “¿Qué ha hecho el cuatripartito por resolver esta situación?”.