voltea los 8 segundos de desventaja

Hondarribia arponea la bandera

LIGA EUSKO LABEL | La ‘Ama Guadalupekoa’ voltea los ocho segundos de desventaja y obtiene su segunda bandera de Zarautz en una regata en la que Orio fue la embarcación más rápida

Jon Ander de la Hoz / Gorka Estrada - Lunes, 20 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Los remeros de Hondarribia celebran su triunfo, ayer en aguas de Zarautz.

Los remeros de Hondarribia celebran su triunfo, ayer en aguas de Zarautz. (Gorka Estrada)

Galería Noticia

Los remeros de Hondarribia celebran su triunfo, ayer en aguas de Zarautz.

zarautz- Hondarribia obró el milagro y se hizo ayer con la LXI Ikurriña de Zarautz al revertir los ocho segundos de ventaja que poseía Urdaibai. Los de Mikel Orbañanos consiguieron una bandera que desembarcaron en el muelle de Getaria. La escena podría compararse con la captura de aquella ballena que en 1878 fue motivo de litigio entre las localidades vecinas de Zarautz y Getaria;el zarauztarra Roke Etxabe fue el primero en arponear al cetáceo, pero los balleneros getariarras se hicieron con el botín en última instancia.

Algo similar sucedió 140 años después. El sábado Urdaibai cumplió el papel de Etxabe al dar el primer golpe en busca de la bandera, pero Hondarribia se lo llevó a casa ayer al mediodía. Los verdes lograron hacerse con el trapo sin ganar ninguna de las dos jornadas disputadas este fin de semana;un ejemplo de regularidad sin precedentes en el lugar desde que se instauró la doble cita allá por el año 1990.

Orio fue la embarcación más rápida de los doce botes que participan en la Liga Eusko Label. Los amarillos salieron a mejorar sus prestaciones del sábado, y lo cumplieron con creces. Los de Jon Salsamendi fueron en cabeza durante toda su tanda;a medida de que pasaron los minutos pudieron aumentar sus distancias.

En total, Orio superó por cuatro segundos a Hondarribia. No obstante, la tanda de honor fue un cúmulo de emociones que fue más allá de la pugna por la primera posición. La Ama Guadalupekoa salió con la idea de hacerse con la bandera, algo que se vio desde la salida. Nada más arrancar se hizo con la primera posición de la tanda, que dominó de principio a fin. Su ventaja creció a medida de que pasaron los minutos;en la primera ciaboga aventajó en cuatro segundos a Urdaibai y Zierbena, mientras que Cabo viraba a once segundos. Los gallegos sufrieron en la tanda de honor desde el principio y no pudieron ofrecer su mejor nivel frente a equipos que copan los primeros puestos de la clasificación.

Hondarribia comenzó a creer en la remontada en el segundo largo. Los patroneados por Ioseba Amunarriz volvieron a ser los mejores de la tanda a la vuelta y endosaron casi cinco segundos más a Urdaibai. La posibilidad de voltear los tiempos de la víspera se estaba tornando real minuto a minuto.

En la segunda maniobra los verdes estuvieron a punto de mandarlo todo al traste, pues casi dan la ciaboga por estribor, pero lograron solventar la situación y viraron con nueve segundos sobre Bermeo. Para entonces, la bandera había comenzado a acercarse a la localidad bidasotarra. Nueve segundos separaban a ambos botes, mientras que Zierbena mejoraba los registros de los txospor un segundo. Cabo no conseguía acercarse y se dejaba 19 segundos.

Hondarribia cimentó su victoria en los largos impares. Fue el más rápido en ellos, consiguiendo así abrir huecos que resultaron claves en su victoria final. En el tercer largo Urdaibai intentó apretar, pero laAma Guadalupekoa prosiguió con su marcha y consiguió endosar casi tres segundos más. En la ciaboga ya eran doce los segundos que separaban a los dos mejores botes de la clasificación general. Una losa difícil de superar vista la evolución que llevaba el cuadro hondarribiarra.

En el largo final las dos traineras mostraron todo su potencial. Urdaibai se lanzó a la heroica en su afán de reducir la desventaja que le privaba de la victoria, y consiguió reducir distancias hasta los nueve segundos. No obstante, Hondarribia avivó el ritmo antes de lo habitual para sellar una victoria que vuelve a parar a orillas del Bidasoa tres años después de su primera vez. Los verdes llegaron a meta conscientes de que no podrían mejorar las prestaciones de Orio, pero sabiendo que tenían la bandera en el bolsillo. Urdaibai arribó a meta doce segundos después, mientras que Zierbena y Cabo hicieron lo mismo a 13 y 35 segundos, respectivamente.

La tripulación ganadora la conformaron Alexander Udabe, Beñat Egiazu, Manex Alday, Xabier Etxebeste, Galder Ezponda e Iñaki Gonzalez por babor;e Iñigo Sagarzazu, Bikendi Alza, Iker Mariezkurrena, Iñigo Vertiz, Urko Redondo y Agoitz Irazoki por estribor. Los veteranos Gonzalo Carrión y Ioseba Amunarriz fueron los responsables de hacer maniobrar a la embarcación desde sus puestos de proel y patrón, respectivamente.


Exhibición de OrioSi bien Hondarribia obtuvo el botín más preciado, Orio marcó el mejor registro de la mañana tras exhibirse en la localidad vecina. Jon Salsamendi introdujo siete cambios y el bote mejoró las prestaciones de la víspera dominando la segunda tanda de principio a fin. Más de medio minuto separó a los oriotarras de sus rivales. La San Nikolas se valió de un gran segundo largo para alejar a sus rivales y siguió aumentando distancias hasta el final.

Orio fue la embarcación más rápida en los largos pares y eso le sirvió para acabar comandando la regata. El patrón Gorka Aranberri dio muestras de su saber hacer y llamaron la atención una serie de saltos que dio en su posición. La intención no era otra que aligerar la popa para que con el peso de los remeros de proa el bote empopara mejor las olas. Una jugada maestra.

Gracias a ello y al buen hacer de sus pupilos, Orio hizo mucho daño en los metros finales de la disputa. El bote amarillo fue como un tiro hacia meta;la velocidad con la que atravesaron la línea de meta no se alcanza fácilmente en una trainera.

Ninguno de sus rivales pudo hacerles sombra. Santurtzi fue la segunda embarcación en terminar la faena, pero quedó lejos de los guipuzcoanos. 32 segundos separaron a los morados de Orio. Más tarde acabaron Ondarroa y Donostiarra;los primeros quedaron a 42 mientras que Kaiarriba necesitó un segundo más. Los donostiarras aprovechan una última ola que casi les sirvió para alcanzar a la Antiguako Ama, pero se tuvieron que conformar con cerrar la tanda, lo que les llevó al octavo puesto final.

San Juan coge aireSin bandera ni primer puesto, pero San Juan fue uno de los grandes vencedores ayer en Zarautz. Los pasaitarras lograron revertir su mala racha y superaron a Tirán, su más inmediato perseguidor, cinco jornadas después. Lo hicieron, además, ganando la tanda y dando muestras de su recuperación anímica. Los de Juan Mari Etxabe plantaron cara a sus rivales y traspasaron la línea de meta por delante de San Pedro, Kaiku y Tirán.

Los rosas superaron por dos segundos a sus vecinos, mientras que Kaiku y Tirán se alejaron a 20 y 28 segundos, respectivamente. La Erreka consiguió endosar tres puntos más a los gallegos en lo que respecta a la clasificación general. Los guipuzcoanos cogen aire de cara al final de la fase regular y viajarán a Galicia con ánimo de mantener la undécima posición que les libraría del descenso directo.