Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Locura de carrera que acaba con dos corneados

José Mª Goñi ‘Pituto’ y Emilio Ramos fueron trasladados a Pamplona tras ser corneados en el brazo

Dos vacas acabaron el encierro, cuatro volvieron al corral y cuatro animales se escaparon por el monte

María San Gil - Javier Bergasa/Unai Beroiz/ Iñaki Porto/ Eduardo Sanz - Lunes, 20 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Iñigo Goñi ayuda a su padre, Pituto, que fue corneado.

Iñigo Goñi ayuda a su padre, Pituto, que fue corneado. (Eduardo Sanz)

Galería Noticia

Iñigo Goñi ayuda a su padre, Pituto, que fue corneado.Momento en el que la vaca arrolla a Pituto. Foto: Eduardo SanzEl animal se ensañó con el falcesino. Foto: Eduardo SanzIñigo, hijo de Pituto, el primero en brindar ayuda a su padre. Foto: Eduardo SanzAlgunos de los presentes ayudan a Iñigo y Pituto Foto: Eduardo Sanz
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

falces- El último encierro del Pilón rompió todos los esquemas y estadísticas de este año y acabó con doce heridos;diez de ellos, explicaba el portavoz de la DYA, José Manuel Merenciano, fueron atendidos en el puesto fijo con diversas heridas y otros dos corredores tuvieron que ser trasladados al Complejo Hospitalario de Navarra, ambos con cornadas en el brazo. Sin embargo, reiteraba, al menos dos de los corredores que allí fueron auscultados con dolor en el tobillo iban a trasladarse hasta el hospital por sus propios medios para someterse a una radiografía.

El ganadero local, Teodoro Vergara, fue el encargado de cerrar los pilones de este año y para los espectadores todo salió a pedir de boca porque el espectáculo estuvo servido;solo dos vacas llegaron al corral, otra se dio la vuelta y arremetió contra todo lo que se puso a su paso, otra se tiró a la poza y salió por su propio pie y el resto de la manada, cuatro animales, se escaparon por el monte y por ahí se quedaron, de acuerdo con Vergara, hasta la madrugada.

Aunque algunos de los experimentados falcesinos ya sabían que el encierro de ayer iba a ser peliagudo y complicado, ninguno se imaginó que se fuera a preparar “semejante follón”, y ellos fueron los principales damnificados porque apenas pudieron realizar sus carreras. Los animales, relataban, con una vaca muy despuntada, aparecieron como “auténticas balas” en la parte alta del recorrido, lugar en el que muchos tuvieron que apartarse contra la ladera o saltar al barranco. En este punto, uno de los animales, el número 81, arrolló y corneó en el brazo a José Mª Goñi ‘Pituto’, un falcesino muy conocido que fue ayudado en primera instancia por su hijo Iñigo, con el que corre, y que trató por todos los medios de quitarle la vaca de encima.

A la altura de la fuente de los pajarillos, además, fue cuando algunos de los animales comenzaron a lanzarse por el barranco y otros regresaron al corral. En este punto, uno de los ganaderos “con mucha afición y que nos ayuda mucho a todos los que venimos”, Emilio Ramos, como apuntaba Vergara, fue corneado también en el brazo.

sorprendido“Nunca, en 15 años que llevo sacando vacas en el Pilón, se me habían escapado. Nunca. Ha sido un encierro complicado. No es que me guste que haya salido así, me ha dado mucha rabia cuando las veía irse una detrás de la otra, pero son cosas que pasan”, recalcaba Vergara, que confía en encontrar sano al ganado, que ayer por la tarde seguía huido.

en corto

Los heridos. Además de los dos traslados, la DYA atendió a otros diez corredores.

El ganado. 5 vacas nuevas y 5 veteranas. Teodoro Vergara, el ganadero, buscó a los animales huidos al anochecer o amanecer

Las atenciones. Los pilones de este año se han saldado con 38 heridos;dos de ellos corneados y otros dos trasladados a Pamplona con diversas contusiones.