Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Diez años de la tragedia aérea de Spanair

El 20 de agosto de 2008 el vuelo Madrid-Gran Canaria se estrelló al despegar
El navarro José Joaquín Pérez de Obanos, entre los 154 muertos
Los afectados mantienen su lucha pese al cierre de la causa judicial

Lunes, 20 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Homenaje a las víctimas en el 10º aniversario del accidente de Spanair.

Homenaje a las víctimas en el 10º aniversario del accidente de Spanair. (EFE)

Galería Noticia

Homenaje a las víctimas en el 10º aniversario del accidente de Spanair.Homenaje a las víctimas en el 10º aniversario del accidente de Spanair.Bomberos y miembros de la Guardia Civil durante su inspección en el lugar del accidente.

madrid- La Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 de Spanair ha señalado este lunes que las víctimas no confían en que la Comisión de investigación en el Congreso de los Diputados sobre este accidente vaya a esclarecer responsabilidades y han criticado que la Justicia les ha dado siempre la espalda.

El 20 de agosto de 2008 el vuelo JK5022 de Spanair, que cubría la ruta Madrid-Gran Canaria, se estrelló poco después de despegar en el aeropuerto de Madrid-Barajas protagonizando una de las tragedias aéreas más graves en España, en la que fallecieron 154 personas y otras 18 resultaron heridas.

En un acto celebrado en el Parque Juan Carlos I para conmemorar a estas víctimas del accidente, la presidenta de la Asociación, Pilar Vera, ha indicado que Boeing en su comparecencia en el Congreso defendió que no se concluyó que el sistema sonoro fuera el culpable y que muchos otros acudieron "y no dijeron toda la verdad".

Para la presidenta, los diputados con estas comparecencias con las que se molestan y con las que se sienten "ninguneados" solo por eso que están "padeciendo", a su juicio, "merece la pena", porque están viviendo lo que la Asociación de Víctimas lleva diez años pasando.

En este punto, Vera ha resaltado que diez años les ha costado que se cree esta comisión de investigación, con la que con el "empuje" de la Asociación, se están demostrando "que las comparecencias no están siendo todo lo sinceras que deberían serlo".

"No confiamos --en que vayan a esclarecerse responsabilidades--, pero haremos lo que hemos hecho siempre que es empujarlos y presionarlos para que hagan su trabajo", ha aseverado.

SIENTEN QUE LA JUSTICIA LES HA DADO LA ESPALDA
Asimismo, la presidenta de esta asociación ha señalado que las víctimas han sentido que la Justicia siempre les ha dado la espalda y ha pedido a los magistrados de la Audiencia Nacional que obliguen a la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIC) a que les aporten los documentos para recavar toda la información.

En caso de que la CIAIC volviera a negarse a dar esos documentos al Congreso, la presidenta ha abogado por que "este tendría que elevarlo al Gobierno y obligarlos".

A este respecto, el abogado de la asociación Rafael Vázquez ha puntualizado que a finales de año esperan que haya una resolución al respecto y se les entregue la información inmediatamente o que la Audiencia Nacional estime elevar la petición de las víctimas al Consejo de Ministros.

"A CADA NEGATIVA, UN PASO MÁS FUERTE" "Si hay alguien moralmente autorizado a tener esa información somos nosotros y que sepan que a cada negativa ha ido otro paso más fuerte, sin violencia. Nosotros podríamos habernos violentado pero nunca hemos cruzado esa línea y nunca la vamos a cruzar mientras sea presidenta", ha aseverado Vera.

En la actualidad, la presidenta de la asociación de víctimas del accidente ha indicado que ahora están centrados en la comisión en el Congreso y que están "peleando" por que se cree una comisión de seguridad en vuelo.

Además, Vera ha recordado que el 5 de septiembre se retoman las comparecencias en la comisión de investigación donde intentará "desmontar todas las mentiras" que, a su parecer, se han dicho en la misma.

En declaraciones a los periodistas, una de las víctimas del accidente Rafael Vidal ha señalado que tiene esperanzas en que se reabra la investigación judicial, y ha asegurado que van a seguir luchando para que no pueda volver a ocurrir un accidente de estas características.

"Que no tengamos que vernos en el dilema de vender una casa para poder pagarnos una operación, hay que luchar por que una aseguradora cumpla, como Boeing y que entregue la documentación al Estado", ha reivindicado.

Por último, el acto ha concluido con un emotivo poema, una canción dedicada a todos los familiares de las víctimas que fallecieron en esta tragedia y una ofrenda floral.

UN NAVARRO ENTRE LAS VÍCTIMAS El 20 de agosto de 2008 el vuelo JK5022 de Spanair, que cubría la ruta Madrid-Gran Canaria, se estrelló poco después de despegar en el aeropuerto de Madrid-Barajas protagonizando una de las tragedias aéreas más graves en España, en la que fallecieron 154 personas y otras 18 resultaron heridas.

Entre las víctimas mortales del siniestro se encontraba el navarro José Joaquín Pérez de Obanos, presidente de la Confederación de Cooperativas Agrarias de España y presidente de la UCAN, la Unión de Cooperativas Agrarias de Navarra.

El siniestro supuso el principio del fin de la aerolínea, ya que agravó sus problemas económicos, que la llevaron a la quiebra tres años y medio después a pesar de un cambio de propietarios.

Pese al cierre de la causa judicial hace ahora seis años, la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 continúa luchando para que diez años después de la tragedia aérea más grave de los últimos 30 años en España -la peor hasta la fecha fue el choque de dos aviones en Los Rodeos (hoy llamado Tenerife Norte) en 1977 donde fallecieron 583 personas-, lo ocurrido sirva para el reconocimiento de los derechos de afectados de accidentes aéreos y, sobre todo, se elimine cualquier falla en el sistema de aviación civil.

Los afectados confían en que en la Comisión de Investigación del accidente del vuelo JK5022 -que echó a andar en el Congreso el pasado mes de julio y se retomará en septiembre- contribuya a depurar responsabilidades y a arrojar luz sobre las circunstancias del accidente que contribuyan a “remover un sistema que, a pesar de 154 muertes, no se ha puesto en revisión”.

En un documental, elaborado tras más de tres años de investigación, la asociación denuncia los fallos del informe de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC) y reclama reformas a la hora de investigar este tipo de accidentes y los protocolos de aviación.

mejoras en asistenciaDe momento, las primeras comparecencias han dejado claro que la movilización de los afectados y sus reclamaciones están detrás de las principales mejoras en asistencia a víctimas y que Spanair no estuvo a la altura al no mostrar sensibilidad y proporcionar la lista de pasajeros con celeridad.

El fallo técnico del accidente del sistema de advertencia sonoro (TOWS) del avión de Spanair no podía detectarse al renovar su certificado de aeronavegabilidad, pues no era un requisito esencial para los MD-82, un modelo que protagonizó otro accidente en Detroit en 1987 con muchas similitudes con el de Spanair -con el sistema de alarma y los flags no desplegados que se saldó también con 154 víctimas- y en Lanzarote en 2007.

Boeing defiende que no se concluyó que el sistema sonoro fuera el culpable. Según la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC) fue “contribuyente, no determinante”, aunque asegura que los investigadores siguen “frustrados” por no saber qué falló. Los pilotos del vuelo de Lanzarote detectaron que el avión volaba en pérdida y rectificaron, mientras que los de Spanair no lo hicieron.

demanda de documentaciónSegún Barajas, el tiempo de respuesta fue “razonable”, la orografía no afectó al operativo -aunque no se habían realizado todavía simulacros en la zona del arroyo- y la principal causa de la compleja asistencia a heridos fue la deflagración. Los afectados sin embargo consideran que fue “caótico”, lamentan que no se haya aceptado ninguna responsabilidad, que comparecientes no recordaran muchos aspectos y que el fabricante se negara a aportar pruebas para comprobar si existía un fallo de diseño obviado en la investigación. Por ello, han pedido la desclasificación del expediente de la CIAIAC sobre el accidente para acceder a la documentación que el Estado, el fabricante, compañía aérea y aseguradora conocieron como parte implicada, demanda que la Audiencia Nacional ha admitido a trámite. - E.P./Efe

etiquetas: spanair