una media de 64 Y 52 años

Pamplona, entre las ciudades con mayor media de edad de casas en venta y alquiler

EFE - Lunes, 20 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 12:09h

Vista aérea del Casco Viejo de Pamplona.

Vista aérea del Casco Viejo de Pamplona. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

Vista aérea del Casco Viejo de Pamplona.

PAMPLONA. Pamplona se encuentra entre las ciudades españolas con viviendas en venta y alquiler con mayor antigüedad, con una media de 64 años en el primer caso y de 52 en el segundo.

El parque de viviendas en venta de las capitales españolas tiene una edad media de 45 años, frente a la de las casas en alquiler, que se sitúa en los 44 años, de acuerdo con un estudio elaborado por el portal inmobiliario Idealista.

Barcelona es la capital con las viviendas en alquiler y en venta más antiguas del mercado nacional, con una media de 72 y 69 años, respectivamente.

Por lo que respecta al parque de viviendas en venta, por detrás de Barcelona se sitúan Pamplona (64 años), San Sebastián (60 años) y Bilbao (54 años).

Por el contrario, las casas con menos antigüedad se encuentran en Albacete, donde alcanzan una media de 31 años. Por detrás se sitúa Lugo, con 32 años de media, y Almería, Murcia, Lleida y Guadalajara, que alcanzan los 33 años.

En cuanto al alquiler, Idealista indica que, tras Barcelona el parque de viviendas con más años se encuentra en San Sebastián (68 años), Madrid (56 años), Tarragona (53 años) y Pamplona (52 años).

Las ciudades donde se ubican las viviendas de alquiler con una media de edad más baja son Ciudad Real (29 años), Albacete (30 años) y Lugo, Soria y Castellón, con 31 años cada una.

Para el jefe de estudios de Idealista, Fernando Encinar, el hecho de que las dos mayores ciudades españolas (Madrid y Barcelona) se encuentren en el grupo de las viviendas más antiguas evidencia que el ritmo de construcción de obra nueva no ha sido similar al del resto del país.

Por todo ello, Encinar ha destacado la necesidad de aumentar la construcción en ambas ciudades durante los próximos años, ya que, en su opinión, no se puede obviar la demanda "acuciante" de vivienda en las dos capitales españolas.