Los precios se disparan tras el cambio monetario de Maduro

El estreno del bolívar soberano busca reflotar la economía venezolana después de cinco años de crisis

Martes, 21 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

pamplona- Venezuela estrenó ayer el bolívar soberano, la nueva moneda nacional que sustituye al llamado bolívar fuerte, para intentar frenar una inflación que, según cálculos del Fondo Monetario Internacional (FMI), cerrará 2018 con una cifra récord de un millón por ciento. Maduro anunció el pasado mes de julio que a partir de este 20 de agosto el bolívar fuerte perdería cinco ceros para convertirse en el bolívar soberano, en la segunda reconversión monetaria que acomete Venezuela en una década.

Los principales bancos del país comenzaron desde ayer a dispensar los nuevos billetes, que convivirán con los antiguos durante un tiempo aún indeterminado para facilitar la transición. La nueva moneda nacional forma parte de un paquete de medidas con el que el Gobierno pretende enderezar el rumbo económico después de cinco años de crisis en los que la falta de liquidez ha disparado el precio de los pocos productos disponibles. “Esto se salió de control. Los precios están por las nubes”, dijo desde la ciudad venezolana de Valencia Betzabeth Linares, un ama de casa de 47 años tras intentar comprar una caja de manzanilla.

Maduro también anunció durante el pasado fin de semana que a partir del 1 de septiembre reduciría el precio de los combustibles y subiría el salario mínimo. Además, aseguró que el próximo mes de septiembre entrará en vigor un nuevo salario mínimo -que implicará un aumento del 60% frente al actual-, como parte de un conjunto de medidas económicas que tienen como objetivo combatir la hiperinflación que sufre el país . Cada trabajador pasará a ganar 1.800 bolívares soberanos, el equivalente de 180 millones de bolívares actuales, lo que supone una enorme carga para las empresas, que luchan por mantenerse a flote en medio de estrictos controles de precios y cambio.

Críticos y economistas dudan de la eficacia del plan de Maduro, vaticinando que el Gobierno no podrá pagar el sueldo de los empleados públicos. “Ahora tengo en mi cuenta menos de un salario mínimo”, se quejó Dolores Hernández, una jubilada a la que el cambio monetario ha dejado con 1.350 bolívares soberanos frente a los 135 millones de bolívares fuertes que tenía ahorrados.

un éxitoPor su parte, la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, dijo que la reconversión monetaria puesta en marcha por el Ejecutivo, y con la que quitaron cinco ceros al bolívar, tuvo un arranque exitoso. “Ha sido un arranque exitoso de la reconversión”, dijo la funcionaria.

“El pueblo está confiado, tiene la esperanza (...) este programa tiene contemplado todo, el más mínimo detalle, para que nos conduzca al éxito, a la derrota de la hiperinflación inducida”, dijo Rodríguez en alusión a este indicador que, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional, cerrará el año en 1.000.000%. Informó también que a través del Carné de la Patria, un censo gubernamental en el que según el chavismo se ha inscrito la mitad de la población, se comenzó a depositar un bono de 600 bolívares soberanos. - D.N.