Prohibida la entrada a la zona roja de Génova por ruidos en el puente

Salvini propone nacionalizar la concesionaria de autopistas propietaria del viaducto derrumbado

Martes, 21 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

GÉNOVA (italia)- El Cuerpo de Bomberos decidió suspender la entrada de personas y vehículos a la zona roja de Génova, debido a los ruidos procedentes de los restos aún en pié del viaducto que se derrumbó el pasado martes y causó 43 muertos.

Los crujidos fueron oídos durante la noche, procedentes de los restos del puente aún en pie sobre las casas de la calle Porro y calle Fillak, por lo que se suspendió la entrada de los habitantes que por turno están recuperando sus efectos personales de sus viviendas.

Toda la zona quedará cerrada mientras se está verificando el estado de lo que queda de viaducto.

El presidente la Región Liguria, Giovanni Toti, y el alcalde de Génova, Marco Bucci, entregaron ayer las primeras once casas para las cerca 600 personas que fueron desalojadas de once edificios que se encuentran justo bajo lo que queda de viaducto y que deberán ser derruidos.

Toti anunció que antes del 20 de septiembre se podrán dar otras 40 viviendas y a finales del mes otros 100 apartamentos que desde mañana comenzarán a ser reestructurados y prometió que en ocho semanas todos los afectados podrán tener una casa.

La concesionaria de autopistas en Génova, Autostrade per L’Italia, que pertenece a Atlantia, y que se ocupaba del mantenimiento del puente, retiró la exigencia de pago de las autopistas en toda la región.

nacionalización de autostradeSin embargo, el viceprimer ministro italiano, Matteo Salvini, propuso ayer la nacionalización de la empresa Autostrade después de que el pasado martes se hundiera un puente de una autopista de la compañía en Génova. En el siniestro han muerto 43 personas.

“Piensen en los ingresos que pasarían al Estado gracias a los peajes que se utilizarían no para repartir dividendos a los accionistas, sino para mejorar la calidad del servicio y la seguridad de nuestras carreteras. Autostrade ha tenido 10.000 millones de beneficios en quince años”, ha declarado Salvini en una entrevista con el periódico Corriere della Sera.

Salvini también insistió en la revocación de la concesión de Autostrade sobre la autopista de la que formaba parte el puente siniestrado. “Llevará un par de semanas (...). Quiero dejar claro que los que comenten errores, pagan”, apostilló.

Sin embargo, el subsecretario de la Presidencia del Consejo de Ministros, Giancarlo Giorgetti, expresó su escepticismo. “En el debate de la estatalización sí o no, yo no estoy convencido de que la administración directa del Estado sea más eficiente”, apuntó. - Efe/E.P.