Suspenden una audiencia a un cardenal chileno por abusos a menores

El arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, tenía que declarar por el presunto encubrimiento de estos hechos

Martes, 21 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Santiago de Chile- La Fiscalía chilena anunció ayer que se suspendió la audiencia en la que el cardenal Ricardo Ezzati, arzobispo de Santiago, iba a declarar hoy imputado por la presunta comisión de encubrimiento en casos de abusos sexuales en los que se ha visto envuelta la Iglesia católica chilena. Según un comunicado, el fiscal regional de O’Higgins, Emiliano Arias, quien dirige una de las investigaciones penales por delitos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia católica, “reagendó” la toma de declaración de Ezzati, programada originalmente para hoy martes.

El cambio se hizo tras la solicitud presentada por el abogado defensor de Ezzati, con el fin de que pueda contar con más tiempo para conocer los antecedentes que constan en la carpeta de investigación. En el comunicado se explica que muchos de ellos ya fueron incautados en recientes diligencias pero aún no han sido puestos a disposición de la defensa, además de la reciente querella presentada en contra de Ezzati por la Fundación para la Confianza.

La entidad interpuso una demanda por encubrimiento contra los cardenales Francisco Javier Errázuriz, Ricardo Ezzati y el cura Raúl Hasbún, tras la investigación por abuso sexual contra el sacerdote Jorge Laplagne Aguirre por una denuncia presentada el 27 de junio.

Javier Molina Huerta denunció que cuando tenía trece años sufrió presuntos abusos sexuales y de conciencia por parte Laplagne, hechos que denunció al Arzobispado y por los cuales nunca obtuvo respuesta. La Fiscalía de Chile no ha cesado en sus intentos por recabar información para esclarecer los presuntos casos sobre abusos sexuales y encubrimiento en el seno de la Iglesia católica chilena y para ello ha efectuado diversos registros en varias diócesis.

investigacionesDesde que a mediados de junio el Ministerio Público comenzara con estas acciones para conseguir información con la que espera dilucidar las decenas de casos abiertos contra miembros del clero, varias sedes eclesiásticas han recibido la visita de las autoridades fiscales y de la Policía. El último de estos allanamientos ocurrió el pasado 14 de agosto en la sede de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh) en pleno centro de Santiago. La Conferencia Episcopal de Chile hizo pública a comienzos de agosto una lista en su sitio web con los nombres de 42 sacerdotes y un diácono condenados, por la Justicia civil o la canónica, por abusos sexuales a menores.

En tanto, la Fiscalía tiene investigaciones abiertas sobre 38 casos, que involucran a 73 personas investigadas -sacerdotes diocesanos, de diversas órdenes y laicos- y a 104 víctimas, la mayoría de ellas menores cuando se cometieron los hechos. - Efe