Auritz-Burguete, una feria que cada verano crece

Un centenar de artesanos y productores se citaron en el tradicional mercado estival

Patricia Carballo - Martes, 21 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Variedad de productos en la feria de artesanía, que acogió un centenar de puestos.

Variedad de productos en la feria de artesanía, que acogió un centenar de puestos.

Galería Noticia

Variedad de productos en la feria de artesanía, que acogió un centenar de puestos.50 niños y niñas aprendieron de la mano de Josu Goñi a moldear piezas de cerámica.

auritz/burguete- “Un resultado muy satisfactorio”. Así valoraba ayer el alcalde de Auritz-Burguete, Luis de Potestad Tellechea, la feria de artesanos y productores que tuvo lugar el pasado miércoles 15 de agosto por las calles de la localidad. Una cita estival marcada en el calendario pirenaico que acogió como cada año a un centenar de productores y que atrajo a numeroso público local y turista. “Hubo nuevos puestos de productos de nuestros valles del Pirineo que se suman a otros más tradicionales en una feria que cada vez apuesta más por lo artesano y ecológico”, aseguraba De Potestad.

Precisamente, este mercado cuenta, además de con la colaboración del Ayuntamiento de la localidad, de la asociación cultural Garaitzeko Asi y de la sociedad La Cadena, con la participación del grupo de consumo artesanal A-Mano Market, de ahí la gran variedad de productos expuestos, desde bisutería, talla de madera, forja o cestería hasta pasteles vascos, quesos, patés o sidra. Asimismo, hubo alguna exhibición como el guarniciero, las sogas, o talla de madera.

“La afluencia del público fue muy notable, sobre todo con la presencia de turistas y hemos notado un aumento respecto al año pasado. Además, la valoración de los comerciantes también es muy positiva, ya que algunos puestos de alimentación agotaron sus existencias”, añadió. A la feria también se le sumó la música de trikitixas y la kalejira de la comparsa de gigantes y txistularis de Aurizberri-Espinal, que concluyó con un zikiro-jate elaborado por vecinos voluntarios de Auritz-Burguete en el frontón que reunió a más de 100 comensales y que se alargó con José Ángel.

TALLERES EDUCATIVOS Una de las novedades de la edición de este año fueron los talleres de cerámica y vidrio organizados durante la tarde para el disfrute de los más pequeños. En el caso del taller de cerámica, el alfarero de Imarcoáin Josu Goñi enseñó a medio centenar de chavales a moldear diferentes piezas de cerámica, como vasos, jarrones o platos. Asimismo, los más txikis pudieron aprender a elaborar posavasos de vidrio con la ayuda del vidriero David López Rodríguez.