El juez reitera que la tolerancia de la okupación del palacio de Rozalejo es una 'responsabilidad exclusiva' del Gobierno de Navarra

Rechaza remitir a los investigados por la okupación un informe sobre los riesgos estructurales, sanitarios y de incendio del edificio

Laparra: "El Gobierno sigue con el plan de destinar el edificio al Instituto de la Memoria Histórica"

D.N. - Martes, 21 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 13:45h

El Palacio del Marqués de Rozalejo, reokupado.

El Palacio del Marqués de Rozalejo, reokupado. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

El Palacio del Marqués de Rozalejo, reokupado.

PAMPLONA. El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona ha reiterado hoy que la "tolerancia" de la actual okupación del palacio del Marqués de Rozalejo es "responsabilidad exclusiva" de su titular, es decir, del Gobierno de Navarra.

Así se recoge en una providencia dictada hoy, en la que rechaza la solicitud del Gobierno de Navarra de trasladar a los investigados personados en la causa por la supuesta ocupación ilegal del palacio Marqués de Rozalejo de un informe sobre el inmueble que advierte de los riesgos de índole estructural, sanitarios y, especialmente, de incendio derivados de la instalación eléctrica.

El magistrado subraya que la tolerancia de la actual ocupación del inmueble es responsabilidad exclusiva del titular, el Gobierno, "que no ha querido ejecutar un auto que le reintegraba en la libre posesión del inmueble, siendo esta tolerancia de la actual ocupación y no el archivo de la causa el origen de los riesgos expuestos en el informe".

Al respecto, concluye que el mantenimiento y cuidado de los edificios públicos y la evitación de riesgos derivados de su uso no es responsabilidad de la jurisdicción penal (cuando en este caso además ya se había dictado una resolución que evitaba los riesgos expuestos y que solo quedó sin efecto por expresa petición del Gobierno de Navarra), sino que tiene carácter administrativo, por lo que no puede utilizarse por ello al juzgado como mecanismo de comunicación de extremos de exclusiva competencia administrativa.

En el informe de la Policía Foral al que se hace referencia se exponía que los ocupantes del inmueble habían realizado "obras de acondicionamiento de los distintos espacios y obras de defensa para impedir o dificultar un eventual desalojo, desde un trípode y tubos de acero en el tejado hasta el sellado y bloqueo de accesos así como probables sistemas de defensa pasiva".

Añadía que ello conllevaba "riesgos de caída de personas al vacío o de objetos a la vía pública al tenerse constancia de que durante las obras en el tejado han quedado tejas sueltas y se ha roto alguna de ellas, riesgos estructurales por la realización de obras sin ningún tipo de supervisión técnica en un inmueble antiguo en deficiente estado de conservación".

Asimismo aludía a "un riesgo cierto de incendio por las características de la instalación eléctrica y la carencia de sistema alguno de detección temprana de sobrecargas eléctricas y de humos y por la utilización de soldaduras eléctricas y otras herramientas sin las debidas condiciones de seguridad".

EL EJECUTIVO MANTIENE SU PROYECTO El vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra ha reiterado ante los medios que "el Gobierno sigue manteniendo su proyecto" de destinar el palacio del Marqués de Rozalejo, okupado como gaztetxe Maravillas, al Instituto de la Memoria Histórica.

Además ha señalado que "no hay ningún hecho nuevo después de las declaraciones de la portavoz del Gobierno María Solana".

Por el momento "nos encontramos en un momento de impás donde todos sabemos que la situación es ampliamente compleja y el Gobierno necesita un tiempo de análisis", ha ultimado Laparra.