illarra, oyarzabal y willian, intocables

Garitano reforma a la Real

lavado de cara | al nuevo técnico no le tiembla el pulso a la hora de hacer cambios y en un año el equipo solo mantiene a tres futbolistas intocables: illarra, oyarzabal y willian

Mikel Recalde - Miércoles, 22 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Rubén Pardo fue una de las grandes novedades de Asier Garitano en Vila-real.

Rubén Pardo fue una de las grandes novedades de Asier Garitano en Vila-real.

Galería Noticia

Rubén Pardo fue una de las grandes novedades de Asier Garitano en Vila-real.

DONOSTIA- Asier Garitano no pudo contener la risa cuando le preguntaron el pasado viernes si los jugadores le habían discutido la forma de juego que estaba tratando de inculcar en la Real: “Todo lo contrario. Entendíamos que debíamos cambiar algo porque si no seguirían con los técnicos anteriores. Tenemos otra forma de trabajar en el día a día, ni mejor ni peor, totalmente diferente, y yo he visto una predisposición grande. Cuando hay tantos cambios suele costar y seguirá costando, pero estoy muy contento con la predisposición de la gente. Cambiar todo no va a ser sencillo”. Dicho y hecho.

Resulta impresionante analizar lo que puede cambiar el fútbol de una temporada a otra. Este pasado domingo se cumplió un año de la victoria txuri-urdin en Vigo, después de remontar las dos veces que se puso por delante otro rival de enjundia como el Celta. Era el estreno de la Liga 2017-18 y la primera de las tres victorias consecutivas que encadenaron los de Eusebio que les permitieron ser líderes catorce años después.

De los once jugadores que salieron de inicio en Balaídos, solo cuatro repitieron en el equipo que presentó Garitano en el estadio de la Cerámica: Rulli, Illarra, Oyarzabal y Willian José. Eso, contando que la Real es junto el Espanyol el conjunto que menos se ha reforzado para este curso con, hasta ahora, solo dos incorporaciones, Theo y Merino, ambos titulares formando una inesperada y sorprendente banda izquierda. Los que se cayeron de la pizarra fueron Odriozola, traspasado al Real Madrid;Aritz, que jugó en la segunda parte;Navas, que se quedó fuera de la lista tocado;Kevin, banquillo;el retirado Xabi Prieto;Zurutuza, que brilló en la segunda mitad;y Canales, que se marchó gratis al Betis. Esa Real, por supuesto, salió a Vigo con el mismo esquema 4-3-3 que pregonaba siempre Eusebio Sacristán.

Pero hay otra buena referencia para comprobar la metamorfosis txuri-urdin en la que, sin duda, ha incidido Garitano. El pasado mes de enero, una Real en plena caída libre visitó al Villarreal en busca de tres puntos que aliviaran su crisis. Eusebio dudó y no fue capaz de mantener la presión sobre su “estilo innegociable” que esa misma semana se había encargado de defender en el vestuario junto al director deportivo, y saltó al Madrigal con un improvisado dibujo compuesto por una defensa de cinco, con Toño Ramírez en la portería y Januzaj de lateral izquierdo (Guridi llegó a jugar trece minutos y Agirretxe, cinco).

La fecha es importante para entender la comparación, ya que 48 horas después Iñigo Martínez confirmó que pagaba su cláusula de rescisión y que se marchaba al Athletic. Toda una bomba en la línea de flotación del club que, sumada a la posterior lesión de Willian José, acabó con todos los objetivos ilusionantes de la temporada, con Anoeta levantado en armas y con Eusebio y Loren en la calle.

De aquel once de Vila-real, solo repitieron cinco futbolistas el sábado: Llorente, Illarramendi, Zubeldia y los intocables Oyarzabal y Willian José. Para valorar el triunfo del pasado fin de semana hay que tener muy en cuenta en lo que se había convertido el equipo donostiarra en aquella jornada 21 de infausto recuerdo, cuando perdía 3-0 a los 20 minutos y se libró de una mayor porque el rival no quiso hacer sangre. No son pocos los que consideran que esa noche hubiese sido lo más aconsejable que rodara la cabeza del técnico lasecano.

Es justo reconocer que Imanol Alguacil le hizo un importante trabajo sucio a Garitano en los últimos meses de la competición al recuperar las constantes vitales y la confianza de un grupo a la deriva y sumido en una profunda depresión. La alineación del bergararra presentaba muchas novedades de valor. En la portería, un Rulli recuperado;en el lateral diestro un Zaldua muy mejorado (además por él) y en el izquierdo, un Theo que mejora y mucho el nivel;en los centrales tiene mucha tarea;en la medular un Zubeldia crecido y en la línea de tres Merino, un refuerzo que apunta alto;y Pardo, otra de sus meritorias apuestas.

¿El resultado de su primera operación a corazón abierto? Tres puntos en un estadio de máxima exigencia.

celta-real 2-3 (19-8-2017)

Odriozola

En mayúsculas los que jugaron el sábado en Vila-Real

Xabi

Prieto

Canales

Aritz

RULLI

ILLARRA

WILLIAN

Navas

OYARZABAL

Zurutuza

Kevin

Odriozola

villarreal-real 4-2 (27-1-18)

Xabi

Prieto

Navas

WILLIAN

LLORENTE

Toño Ramírez

ZUBELDIA

OYARZABAL

Iñigo

ILLARRA

Januzaj

VILLARREAL-REAL 1-2 (18-9-18)

ZALDUA

OYARZABAL

ILLARRA

LLORENTE

RULLI

PARDO

WILLIAN

MORENO

ZUBELDIA

THEO

MERINO

otra vez a parar

etiquetas: real sociedad