Zahara... mucho más que música en un disco

La cantautora jienense editará en noviembre su cuarto álbum, que incluye “canciones, regalos y objetos”

Miércoles, 22 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h

madrid- El cuarto disco de Zahara, que se publicará en noviembre, será mucho más que música. Se presentará en una caja con “canciones, relatos y pequeños objetos” que invitarán a indagar en la historia que lo articula, algo que sería impensable si no lo lanzara bajo su propio sello, G.O.Z.Z. Records.

Por eso, la cantautora nacida en Úbeda (Jaén) en 1983 decidió salir de Universal y crear su propia discográfica, bajo la que sacó en 2015 Santagracias a sus ahorros y a préstamos de familiares y amigos. “Siempre he sabido lo que quería, pero me costó plantarme”, asegura. “Sentía que las cosas tenían que ser de una manera, pero me costaba decirle a una persona 20 años mayor que yo y con una discográfica que estaba equivocada”, recuerda. Hasta que se rebeló, y ahora el “único consejo” que ofrece a quienes comienzan en el mundo de la música es: “Tienes que valorarte y aprender a defenderte, pero es muy difícil en una discográfica grande”.

Con este paso ha tenido que sacrificar parte de su tiempo dedicado a la música en favor de la gestión, “peaje” que está más que dispuesta a pagar porque le permite “dormir bien por la noche”, levantarse “con una sonrisa” y afrontar sus nuevos proyectos musicales “mucho más feliz, con mucha energía. Sabiendo que voy a hacer todo lo que quiero y que no lo pagaría ninguna discográfica”, apostilla.

El pasado mayo sacó al mercado el EPPrimera temporada, con cuatro versiones de canciones de las series Narcos, The Young Pope, House y 13 Reasons Why. Comenta que, hasta la llegada de su nuevo LP, fue un mensaje para sus admiradores: “Estoy aquí, no me abandonéis porque yo tampoco os he abandonado. Seguimos en contacto”. En noviembre les brindará un trabajo que, al igual que Santa, girará en torno a un concepto -en aquel caso la religión- que todavía no quiere desvelar. Lo que sí anuncia es que, consciente de las nuevas formas digitales de consumo de música, quiere dar un plus a quienes lo compren en formato físico. “Saber que puedes escuchar las canciones gratis o por muy poquito dinero me ha hecho pensar que el formato físico tiene que ser importante, para que quien decida gastarse el dinero en tenerlo no se lleve sólo un plástico sino mucho más”, explica quien asegura que el auge del consumo digital de música convive en su generación con “un amor por el packaging, por el coleccionismo, por el objeto”. Para esa parte ha vuelto a contar con el diseñador Emilio Lorente y para la musical con Matt Twaites, productor de Mystery Jets, con quien trabajó 15 días de julio en Gales.

“Me ha encantado cómo ha enfocado el disco, lo hemos grabado con la banda tocando en directo. Es mucho más orgánico que Santa, conecta un poco con La pareja tóxica pero sin esa tristeza y esa melancolía. Es una evolución de los dos, muy natural y me gusta mucho”, declara. - D.N.