El Gobierno recurre el archivo de la okupación de Rozalejo y espera que el desalojo sea negociado, no policial

Policía Foral desaconsejó un nuevo desalojo después de que se reokupara el edificio, afirma la portavoz del Ejecutivo, María Solana

Beaumont avala la decisión de Solana de solicitar al juez la suspensión de la operación policial del desalojo - La consejera de Interior espera que la nueva ventana de tiempo sirva para llegar a un final acordado con el 'gaztetxe Maravillas'

D.N. - Miércoles, 22 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 12:15h

Una joven protagoniza una actuación musical a las puertas del palacio del Marqués de Rozalejo, tras la reokupación del edificio.VER VÍDEOReproducir img

Una joven protagoniza una actuación musical a las puertas del palacio del Marqués de Rozalejo, tras la reokupación del edificio. En el vídeo, rueda de prensa tras la sesión de Gobierno.

Galería Noticia

Una joven protagoniza una actuación musical a las puertas del palacio del Marqués de Rozalejo, tras la reokupación del edificio.ReproducirJóvenes sentados en la plaza de Navarrería, tras la nueva okupación del Palacio del Marqués de Rozalejo, denominado Gaztetxe Maravillas.Una joven protagoniza una actuación musical a las puertas del palacio del Marqués de Rozalejo, tras la reokupación del edificio.

PAMPLONA. El Gobierno de Navarra ha decidido este miércoles recurrir el auto del juzgado de Instrucción número 4 del pasado sábado que archiva la causa abierta por la okupación el Palacio Marqués de Rozalejo, en Pamplona.

Así lo han anunciado en la rueda de prensa tras la sesión de Gobierno la portavoz del Ejecutivo, María Solana, y la consejera de Interior, María José Beaumont, quien ha indicado que en el escrito que presentó el Gobierno el sábado al juzgado se solicitaba la suspensión de la ejecución del auto de desalojo del día 16 de agosto.

En este sentido, Beaumont ha manifestado que "siendo este el tenor literal de la solicitud al juzgado no podemos admitir, bajo ningún concepto, que el juez pueda interpretar de eso que se archiva la causa". "No es lo que se le solicitó", ha afirmado, para señalar que "los tribunales tienen que resolver conforme se le solicita".

Según ha incidido, "lo que nunca podía ni debía haber dicho el juez, y por eso lo consideramos ilegal, es el archivo de la causa". El recurso, que se presenta esta mañana, lo resolverá la Audiencia Provincial de Navarra.

Beaumont ha considerado "inadmisible" una expresión del juez cuando dice "que como no se ha cumplido con lo que ordenó el 16 de agosto ahora no puede admitir que se le pida la suspensión" y ha afirmado que "era público y notorio y al juzgado le constaba que se había producido el desalojo la madrugada del día 17".

Asimismo, el Gobierno foral ha decidido recurrir la providencia del juez dictada este martes que decía que "no hay lugar" a un "escrito que se le presentó al juzgado una vez que el Gobierno tuvo conocimiento de un informe que los técnicos del Servicio de Patrimonio que pudieron hacer tras el desalojo" y en el que "advertían de los riesgos" del inmueble.

La consejera ha recordado que "el auto del sábado del juez no es firme porque no ha transcurrido el plazo de recurso". Además, ha señalado que "le decimos que no puede ser ajeno el juzgado al conocimiento de las circunstancias técnicos del inmueble". "La acusamos de infracción de varios preceptos de la ley de Enjuiciamiento Criminal", ha comentado.

Sobre de quien sería la responsabilidad si ocurriera algo en el interior del edificio, Beaumont ha señalado que "cuando ocurre un acontecimiento en el que influyen múltiples factores y se causa algún daño la responsabilidad bien puede ser compartida también". "Los ocupantes saben de esos problemas de seguridad porque fueron advertidos por el Gobierno en el proceso de mediación", ha comentado.

La titular de Interior ha confiado en que mientras se resuelva el recurso del Ejecutivo al archivo de la causa "pueda buscarse una solución consensuada y evitarse un desalojo policial".

María Solana ha señalado, por su parte, que el Ejecutivo "no ha contactado con los okcupas, no se ha puesto en contacto y lo que el Gobierno ha solicitado, a través del juez, es que se les haga conocedores" del informe.

EN EL DESALOJO En la rueda de prensa, Beaumont ha indicado que en el desalojo del pasado viernes del Palacio Marqués de Rozalejo el dispositivo policial fue "suficiente" a "efectos estrictamente del desalojo". "Fue limpio, entre comillas", ha dicho, para señalar que "los técnicos de Patrimonio hicieron los cerramientos que consideraron que tenían que hacer".

Según ha detallado, la entrada al inmueble en la reocupación se produjo desde otros edificios anexos. "Estamos a la espera de conocer la información policial sobre la nueva ocupación", ha expuesto.

María José Beaumont ha precisado que se trata de "un edificio antiguo, con múltiples posibilidades a lo mejor de acceder a él, como parece que ocurrió". "Parece que no se accedió por ninguno de los puntos que se habían cerrado, sino por el tejado y luego desde dentro se abrió", ha detallado.

La consejera ha indicado que ella no tuvo conocimiento de que volver a ocupar el inmueble la tarde del viernes pudiera ser posible y "doy por hecho que Policía Foral tampoco". "Si hubiera creído eso probablemente hubiera actuado de otra manera", ha apuntado.

PARA EL FUTURO María Solana ha comentado que "los pasos a dar en el futuro dependerán de muchas de las cosas que están por decidirse todavía". "La voluntad de este Gobierno ha sido, es y sigue siendo que sea un desalojo negociado, no policial", ha expuesto.

La portavoz ha indicado que, como vienen diciendo, "el edificio no está en condiciones para el uso que se le está dando y necesitamos la sede para albergar un proyecto dirigido a toda la ciudadanía", como es el Instituto de la Memoria Histórica. "Luego la intención es avanzar en ese sentido", ha dicho.

Preguntadas por el comunicado del Sindicato de Policía Foral (SPF) de que la reocupación del Palacio pudiera haberse sido pactada, Beaumont ha manifestado que "el comunicado es inadmisible, no sólo porque diga cosas que son falsas radicalmente, sino por la duda que introduce, nos parece una irresponsabilidad".