Alonso, el deseado

Por Tomás de la Ossa - Jueves, 23 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Anuncia Alonso que deja la Fórmula 1 -le pagan un pastón, sí, pero se aburre como una ostra de conducir cafeteras- y le llueven las ofertas. La IndyCar, la Nascar, el Mundial de Resistencia (WEC) y hasta la Fórmula E quieren que vaya a correr con ellos, porque donde va el asturiano se pone el foco de la prensa mundial especializada, y hasta la no especializada, que el otro día hablábamos todos los medios de las Seis Horas de Silverstone como si nadie se las perdiera ningún año. Lo curioso es que Alonso parece menos interesado en esas modalidades que en las joyas de la corona de cada una de ellas: las 24 horas de Le Mans, del WEC, que ya ha ganado;las 500 Millas de Indianápolis, de la IndyCar, donde se estrenó en 2017 pero el motor se le rompió;o las 500 millas de Daytona, de la Nascar. Es el sueño de todo amante del deporte del motor hecho realidad: ir a correr las mejores pruebas y que además te reciban con los brazos abiertos.