Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
CONTENIDO COMERCIAL

La repostería mejora las dotes culinarias

Jueves, 23 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 15:51h

donuts

Productos de repostería (CEDIDA)

Galería Noticia

donuts

Todo el mundo disfruta de un rico postre. Ya sea que se trata de unas galletas caseras o una tarta traída desde la pastelería. Sin embargo, los amantes de la cocina disfrutan además, de poner manos a la obra para crear sus propias obras dulces.

En este sentido, la repostería es una de las ramas de la gastronomía con más simpatizantes. Abarca la preparación de todo tipo de postres y dulces. Pero esta rama culinaria, es más que la simple elaboración de postres. Es un arte que utiliza técnicas gastronómicas para crear dulces obras maestras.

La repostería y pastelería es una disciplina extensa. Esta incluye, además, de la preparación de pasteles, cremas y dulces, la confitería, la bollería y la chocolatería. Aunque algunos expertos hacen ciertas distinciones entre estas últimas y la repostería, disgregando incluso la pastelería como un arte aparte. Indistintamente de esto, la repostería es una manera de consentir a la familia, una forma de expresión e incluso un negocio rentable.

Así, quienes se forman académicamente en el mundo repostero desarrollan habilidades y actitudes gastronómicas profesionales. Sin embargo, existen dotes culinarias naturales presentes en los expertos del área que también se evidencian en principiantes y aficionados.

Lo anterior engloba creatividad y atención al detalle, así como conocimientos básicos de la ciencia detrás de la cocina. Aunque aspectos como la vocación y pasión por el lado dulce de la gastronomía resultan mucho más determinantes.

Un ejemplo clásico de estos autodidactas de la reposterías son las madres y abuelas. Estas han desarrollado estupendas habilidades en la preparación de un gran repertorio de postres. Su formación se ha basado en el ensayo y error, así como un genuino interés por aprender los secretos del arte repostero.

Afortunadamente, en la actualidad en internet es posible encontrar más y más información sobre la repostería. De esta forma, en poco tiempo, y con mucha dedicación, es posible usar la respostería para mejorar las dotes culinarias.

Conocimientos básicos

La práctica y estudio de la repostería, al igual que el de cualquier disciplina, implica la comprensión de algunos conceptos básicos. En este caso en particular, es preciso tener una clara noción acerca de la seguridad alimentaria, fisiología humana y nutrición. Además, se debe conocer sobre la química implícita en la combinación y mezcla de distintos ingredientes en una misma preparación.

Estos conocimientos pueden adquirirse por medio de estudios formales de gastronomía, así como realizando cursos cortos de cocina y repostería. También es posible adoptar estrategias autodidactas, empleando libros y tutoriales que contribuyan a forjar habilidades nuevas y perfeccionar las dotes innatas existentes.

El arte de la repostería

La preparación de postres implica más que la mera elaboración de un plato dulce. Pues, la repostería es más que cocinar. Esta implica crear hermosas presentaciones que muestren a través del sentido de la vista lo que le espera al paladar.

En este sentido, el arte de la pastelería y repostería se ha convertido en una forma de expresión. Así, quienes dominan este aspecto pueden crear platos dulces y salados capaces de transmitir todo tipo de sensaciones y experiencias.

Espacios como Galletasdemantequilla.es exhiben continuamente el lado artístico de la repostería en cada receta presentada. Esto brinda variedad y colorido a los postres de toda la vida. Además, aporta un toque distintivo y especial a cada plato elaborado, y cada momento compartido en familia.

Organización y precisión

Muchos platos dulces conllevan una complejidad extraordinaria en su preparación. Por tal razón, la capacidad de seguir cada paso al pie de la letra puede ser clave para lograr los resultados deseados. En este sentido, la organización y precisión son determinantes.

Algunas recetas precisan de un equilibrio tan perfecto que el más pequeño error en la cantidad de los ingredientes puede ser catastrófico. Así, el resultado puede variar del éxito rotundo al desastre total.

Tal es el caso de postres como el soufflé y la tarta tatín, donde no sólo la cantidad de los ingredientes es clave. También lo es el orden en que se incorporan, así como la técnica y su ejecución. Por esta razón, quienes superan la preparación de ciertos postres mejoran a su vez sus talentos en otras áreas culinarias.

Innovación y creatividad

Si bien, el orden y la exactitud pueden ser claves, no se puede olvidar que la repostería es ante todo un arte. Y como tal implica un constante proceso de creación. Así, quien ejerce este oficio debe innovar constantemente en la búsqueda de nuevos postres que reflejan su toque personal.

En este sentido, es importante explorar y experimentar distintas texturas, formas y sabores. Esto puede desencadenar nuevas versiones de platos existentes, o la gestación de dulces 100% originales. Las variaciones pueden ir desde lo más simple y sencillo hasta lo más complejo, lo importante es arriesgarse a salir de la caja.

Ante la falta de inspiración, siempre es posible visitar portales como http://tartadegalletas.es/tarta-de-la-abuela/. La innovación continua fortalece la habilidad creadora dentro y fuera del ámbito de la repostería.