Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Un Bachillerato extraordinario

Daniel Sotelo, Celia Carrasco, Ander Aranguren y Aitor Rubio logran los premios extraordinarios de Bachiller

Un reportaje de G. Montañés / Fotografía Javier Bergasa - Jueves, 23 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

De i a d) Daniel Sotelo, Celia Carrasco, Ander Aranguren y Aitor Rubio.

(De i a d) Daniel Sotelo, Celia Carrasco, Ander Aranguren y Aitor Rubio.

Galería Noticia

De i a d) Daniel Sotelo, Celia Carrasco, Ander Aranguren y Aitor Rubio.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

“En la Universidad habrá un nuevo ambiente, conoceré a gente nueva, es un gran reto” - “Todo el curso tienes la Selectividad presente y, tras el primer examen, los tres días van rodados” - “En el Bachillerato he estado muy a gusto;me llevo muchas amistades y he aprendido mucho” - “No esperaba este premio, fue una sorpresa, pero una sorpresa así siempre viene bien”

Este es su último verano antes de iniciar la universidad. Un descanso merecido, tras haber completado un 2º de Bachillerato intenso, marcado por la referencia constante al examen de acceso a la universidad, según expresan Daniel Sotelo Aguirre (del Colegio Santa María la Real, en Sarriguren), Celia Carrasco Gil (del IES Benjamín de Tudela), Ander Aranguren Iriarte (IES Eunate BHI, en Pamplona) y Aitor Rubio Aguerri (IES Navarro Villoslada, también en la capital navarra).

Pero estos cuatro estudiantes lograron el objetivo buscado, una nota que les aseguraba el acceso a la titulación que tenían pensada. De hecho, los cuatro superaron los 13 puntos (sobre los 14 posibles) en la llamada EvAU, y esa calificación no les dio mala suerte, porque poco después realizaron las pruebas de los Premios Extraordinarios de Bachillerato (fue en junio en el IES Basoko de Pamplona) y han logrado esta distinción.

“La verdad es que no esperaba obtener este premio. Fue una sorpresa, pero una sorpresa así siempre viene bien”, bromea Aitor Rubio Aguerri, de 18 años, que el próximo curso acudirá a Barcelona a estudiar Medicina. Su objetivo, afirma, era hacer un grado que le permitiera dedicarse a la investigación. Así que, de entrada, esa carrera empezará para él en dos semanas mudándose a un colegio mayor en la Ciudad Condal.

También afronta un traslado Celia Carrasco Gil, tudelana de 17 años, que estudiará primero Filología Hispánica y, después, y dado que estos grados comparten los dos primeros años, la Clásica en la Universidad de Zaragoza. Desde su ya antiguo instituto, el IES Benjamín de Tudela, subrayan el paso destacado de esta estudiante, premiada también este año en la Semana Literaria de Tudela. “De Bachillerato me llevo muchas amistades y todo lo aprendido”, valora ella.

Aparecer ahora en los Premios Extraordinarios (unas pruebas para las que este año fueron admitidos unos 90 estudiantes) es el cierre de una etapa. Estos galardones son un reconocimiento oficial de Educación y que figura en el expediente. Además, los cuatros estudiantes podrán optar a los premios nacionales y quedan exentos de pagar precios públicos por realizar estudios superiores en centros públicos de Navarra. Como en años anteriores, hay estudiantes que lamentan que este último premio ya lo tenían reconocido por haber logrado una matrícula en Bachillerato.

Así, varios coinciden al apuntar que se presentaron por la distinción que supone, y porque era sobre temas (un comentario histórico o lingüístico, un examen de inglés y otros dos que dependían del itinerario de Bachillerato) que tenían recientes al haber terminado hace poco la EvAU. “Lo que más me agobió durante el último curso fue tener la Selectividad tan presente. Porque, luego, fue hacer el primer examen y los tres días fueron rodados”, repasa Ander Aranguren Iriarte, de 18 años, que ahora realiza un curso cero en la Universidad de Navarra para prepararse en Física y Matemáticas, ya que hará un doble grado de Química y Bioquímica.

Por fin se acerca ese desembarco en la etapa universitaria, y estos estudiantes quieren aprovecharlo “a tope”, afirma Daniel Sotelo Aguirre, que cursará el programa internacional de Ingeniería Industrial en la Universidad Pública de Navarra: “Conoceré gente nueva, el ambiente cambia... Es un gran reto”.